El Ejecutivo calcula que el plan de pago a proveedores preservó 400.000 empleos

El Fondo para la financiación del Pago a Proveedores, que ahora finaliza, ha financiado con 41.814,6 millones de euros a comunidades autónomas y ayuntamientos para pagar más de ocho millones de facturas de casi 200.000 proveedores. El Gobierno estima que estas ayudas han permitido el mantenimiento de 400.000 puestos de trabajo.

En el balance final, de la cantidad total abonada, 30.219,15 millones de euros han ido destinados a los proveedores de las comunidades y 11.595,47 millones a los proveedores de entidades locales.

Por comunidades autónomas, y sumando tanto los proveedores de las CCAA como de las EELL de cada territorio, las comunidades que han recibido mayor financiación del Fondo de Proveedores han sido Comunitat Valenciana, 8.790 millones de euros; Andalucía, 8.360 millones; Cataluña, 7.286 millones; Castilla-La Mancha, 4.525 millones; y Madrid, 4.228 millones. Por el contrario, las que menos han recibido del Fondo de Proveedores son Navarra, 1,1 millones; La Rioja, 77,9 millones; y Ceuta, 82 millones.

El 98% de los pagos realizados a través del Fondo de Proveedores ha ido destinado a pagar facturas pendientes en los servicios esenciales: sanidad, educación y servicios sociales.

El Fondo de Proveedores ha permitido pagar más de 8 millones de facturas a más de casi 200.000 proveedores. Asimismo, el Fondo de Proveedores junto al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), habría aumentado un 3% el nivel del PIB a medio plazo. Asimismo, se estima que los dos fondos de liquidez han permitido el mantenimiento de 400.000 puestos de trabajo.

Se ha exigido la aprobación de un plan de ajuste con medidas de condicionalidad fiscal. Ese plan de ajuste se ha sometido a valoración del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Si éste era favorable, las CCAA y las Entidades Locales podían transformar la deuda comercial en deuda financiera.

En la Entidades Locales, en los casos de valoración desfavorable o falta de presentación de un plan, la deuda pagada a los proveedores se recupera de las deudoras mediante retenciones en la participación en tributos del Estado, pues la inclusión de todas las facturas pendientes ha sido obligatoria en todas las fases.

Por otro lado, las condiciones financieras de los préstamos formalizados con cargo al Fondo de Pago a Proveedores se determinaron por acuerdos de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos y se referían al tipo de interés y al esquema de amortizaciones.

Este miércoles ha entrado en vigor la Ley de Transformación del Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores, para extinguir y liquidar el anterior Fondo, como entidad con personalidad jurídica propia, creando ahora una estructura de gestión adecuada a la nueva situación, derivada de haberse completado ya la última fase del Mecanismo y habiéndose realizado todos los pagos a proveedores.

El Fondo anterior se creó como ente con personalidad jurídica fundamentalmente para obtener financiación ajena en los mercados. Al completarse la última fase del mecanismo, sin que se vayan a realizar ya más pagos a proveedores a través del mismo, se plantea la modificación convirtiéndolo en un Fondo carente de personalidad jurídica. El Fondo sólo existe ya para gestionar los préstamos con CCAA y Entidades Locales.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.