Rajoy anuncia un plan de empleo e inversión en Sitges

En la clausura de la XXX Reunión del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona), Rajoy ha destacado la mejora experimentada por la situación económica en los doce meses transcurridos desde su última intervención en ese mismo foro, pero ha rechazado que pueda caerse en la autocomplacencia, especialmente ante las cifras del paro. "La situación es bastante mejor, los pilares en que se asienta son sólidos, pero aún queda muchísimo por hacer", ha afirmado.

El jefe del Ejecutivo ha apostado por la apertura a los mercados exteriores y la estabilidad macroeconómica como vías "para consolidar el cambio de tendencia que hemos iniciado". Un nuevo ciclo que, ha subrayado, se refleja ya en la creación de empleo neto, como demostrarán las cifras sobre el paro registrado y las afiliaciones a la Seguridad Social que se conocerán el próximo martes.

El reto actual, ha remarcado Rajoy, es "trasladar la incipiente recuperación económica al empleo con la mayor celeridad e intensidad posibles porque la crisis no puede darse por acabada con los elevados niveles de desempleo actuales".

En este sentido, el presidente ha anunciado que el Consejo de Ministros revisará "antes del verano" un nuevo paquete de medidas que incluirá la modernización de los Servicios Públicos de Empleo, la reforma del sistema de formación para el empleo y el Plan de Implementación de la Garantía Juvenil.

Rajoy también ha señalado la importancia de mantener la actual tendencia de crecimiento de la competitividad. Con este objetivo, el Gobierno presentará el próximo viernes un Plan de Medidas para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia que pretende movilizar una inversión total de 6.300 millones de euros, de los que un tercio provendrían del sector público.

Entre esas medidas, el presidente ha citado la renovación del Plan PIVE, así como nuevos estímulos a la adquisición de medios de transporte limpios y eficientes. El Plan incluirá, asimismo, ayudas a la reindustrialización, créditos para las pymes, financiación de proyectos que mejoren la eficiencia energética y flexibilización de los convenios de acreedores con la reforma de la Ley Concursal.

Además, Mariano Rajoy ha recordado que el 1 de enero de 2015 entrará en vigor la reforma del sistema tributario, cuya "tónica general será la bajada de impuestos". El presidente ha detallado que el tipo del Impuesto de Sociedades se reducirá del 30% al 25%, una bajada que se realizará en dos etapas, la primera de las cuales ya afectará a los impuestos del próximo año. En cuanto al IVA, ha asegurado que "no hay ninguna previsión de subida" por parte del Gobierno.

Por otra parte, en relación con un hipotético cambio de la Constitución, Rajoy ha afirmado que no se niega a esa reforma pero que no puede emprenderse sin "tener muy claro qué es lo que se quiere reformar y cuál es su objetivo".

A juicio del presidente, los retos más importantes de España son el proceso de integración europea -especialmente en capítulos como la unión fiscal, la energía o la inmigración ilegal- y el mantenimiento del Estado de bienestar.

Sobre Cataluña, Rajoy ha reiterado su disposición al diálogo "dentro de la ley y con absoluta transparencia". Además, ha recordado que tanto una gran mayoría de las Cortes Generales como una sentencia del Tribunal Constitucional han rechazado la celebración del referéndum.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.