El Consejo de Ministros aprueba el proyecto de Ley de Fomento de la Financiación Empresarial

Luis de Guindos y Soraya Sáenz de Santamaría tras el Consejo de Ministros. | Pool Moncloa

Luis de Guindos y Soraya Sáenz de Santamaría tras el Consejo de Ministros. | Pool Moncloa

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la remisión a las Cortes del Proyecto de Ley de Fomento de la Financiación Empresarial, que pretende mejorar los canales de financiación de las empresas, en especial, de las pymes.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado que "se da a las pymes, que son mayoritarias en nuestro tejido empresarial y en la creación de empleo, facilidades para superar los problemas derivados de la ausencia de financiación"

Los objetivos de la ley, según ha avanzado, son "hacer más flexible y más accesible la financiación bancaria, sentar las bases para fortalecer otras fuentes de financiación no bancaria y reforzar las competencias supervisoras de la Comisión Nacional del Mercado de Valores".

En esta línea, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha recordado que, en nuestro país, las empresas obtienen el 75% de la financiación de los bancos, por lo que considera importante que diversifiquen las fuentes para no depender tanto de los estos.

La norma aprobada hoy establece que la entidad de crédito que quiera reducir la financiación a una pyme que esté al día en el pago de sus obligaciones tendrá que comunicárselo tres meses antes. De Guindos ha subrayado que la pyme podrá requerir al banco su historial de pago, que incluya una calificación crediticia.

Luis de Guindos ha indicado que se reforma el régimen jurídico de las titulizaciones para simplificarlas y hacerlas más transparentes: "El activo subyacente era la concesión de hipotecas. Intentamos favorecer que el activo subyacente sea también la concesión de préstamos a pymes".

La norma crea, por primera vez en España, un régimen jurídico para las plataformas de internet que promueven la denominada financiación participativa o crowdfunding. "Establecemos la regulación de estas plataformas para que sean transparentes, proporcionen o faciliten la conexión entre los proyectos de inversión y los inversores, de tal forma que tendrán que ser autorizadas y supervisadas por la CNMV con apoyo, especialmente en la actividad de préstamos, del Banco de España", ha dicho de Guindos.