España se estanca en competitividad según el índice del Foro Económico Mundial

Llegada en carrera de atletismoEspaña no avanza ni un casillero en el Índice de Competitividad Global que elabora cada año el Foro Económico Mundial. Al igual que el año pasado el país se ubica en el puesto 35 de 144. Y las carencias que marca el informe son similares a las de la edición anterior.

Como viene sucediendo en los últimos seis años el Índice es liderado por Suiza. Le siguen en el podio Singapur y Estados Unidos.

El organismo global que elabora el estudio, publicado este miécoles, dedica algunos párrafos a reconocer los esfuerzos de España en cuanto a reformas con el fin de reducir el déficit presupuestario. También se destaca la robustez del sistema financiero y los esfuerzos por flexibilizar el mercado laboral.

Además, se halaga la calidad de las infraestructuras de transporte, un activo que seguramente seguirá sumando puntos por muchos años.

Sin embargo, a pesar de esos reconocimientos a modo de palmada en la espalda, el informe es claro a la hora de señalar las asignaturas pendientes que impiden avanzar aunque más no sea una posición en lo que a competitividad se refiere.

Demasiada corrupción y poco crédito

El informe señala que la percepción de las instituciones no es buena. De hecho, no sólo no mejoran, sino que empeoran su calificación en cuanto a corrupción y y falta de eficiencia gubernamental.

En materia educativa, a pesar de calificar bien en cuanto a la cantidad de personas que acceden a la educación superior, sucede todo lo contrario a la hora de medir la calidad de la educación que reciben.

Otro punto negativo, que compartiría cualquier político de la oposición, ya sea de derechas, centro o izquierdas, es la falta de acceso al crédito. También se señala, a pesar de las mencionadas reformas, la rigidez que todavía aqueja al mercado laboral. A ello se suman las condiciones insuficientes en los diferentes ámbitos laborales para atraer o al menos retener a los profesionales de mayor talento.

Innovación

Un punto que pesa mucho, y en este caso en forma negativa es la innovación. Se trata de otra asignatura donde España no avanza como para mejorar en su competitividad. El informe señala la baja inversión en I+D, y la exigua colaboración ente el sector industrial y el ámbito universitario.

Es precisamente en innovación donde Suiza tiene uno de sus más relevantes activos para lograr ser considerado por el Foro como el país más competitivo del mundo.

I+D en Suiza se traduce en un indicador inapelable para cualquier país a la hora de exhibir credenciales de desarrollo y competitividad: posee el mayor índice de patentes con respecto a su población.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.