El PIB creció en el segundo trimestre un 0,6% por la inversión y la demanda interna

Trabajador, soplador de vidrioEl Producto Interior Bruto (PIB) generado por la economía española, medido en términos de volumen encadenado con referencia en el año 2008, ha registrado un crecimiento trimestral del 0,6% en el segundo trimestre de 2014. Esta tasa es dos décimas superior a la estimada en el primer trimestre de 2014. Este crecimiento se apoya principalmente en la inversión y la demanda interna.

En términos anuales, la tasa de crecimiento del PIB es del 1,2%, siete décimas más que la del trimestre anterior, como consecuencia de una mayor aportación de la demanda nacional al crecimiento agregado, contrarrestada parcialmente por una contribución negativa del sector exterior.

Por lo que se refiere al entorno europeo, en el segundo trimestre de 2014 la Unión Europea en su conjunto registra un crecimiento trimestral positivo (0,2%), una décima inferior al registrado en el trimestre precedente. Por otro lado, la Eurozona registra una variación del 0,0%, dos décimas menor que la del trimestre anterior.

Entre las principales economías europeas el comportamiento es dispar. Por un lado, Holanda registra un crecimiento del 0,5% frente al -0,4% del trimestre precedente, mientras que Francia y Reino Unido mantienen su crecimiento con respecto al trimestre anterior (0,0% y 0,8%, respectivamente). Por otra parte, Italia y Alemania registran tasas menores a las del trimestre precedente (Italia del -0,1% al -0,2% y Alemania del 0,7% al -0,2%).

Analizando el crecimiento anual del PIB español en el segundo trimestre de 2014 respecto al mismo periodo de 2013 desde la óptica del gasto, se observa una contribución mayor de la demanda nacional (1,9 puntos frente a 0,7 en el trimestre anterior) y una aportación más negativa de la demanda externa (-0,7 puntos frente a -0,2).

La contribución al crecimiento agregado anual de la demanda nacional es un punto y dos décimas superior a la registrada en el trimestre anterior, pasando de 0,7 a 1,9 puntos, mientras que la demanda exterior reduce su aportación al PIB trimestral en cinco décimas respecto al trimestre pasado (de -0,2 a -0,7 puntos).

El empleo de la economía en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo registra una variación trimestral del 0,6%, cinco décimas superior a la registrada en el trimestre anterior.

En términos anuales, el empleo aumenta a un ritmo del 0,8%, crecimiento un punto y dos décimas superior al estimado en el primer trimestre de 2014, lo que supone un incremento neto de aproximadamente 127 mil puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año. Este comportamiento junto con la variación negativa experimentada por la jornada media asociada, dan como resultado un descenso de la tasa anual de las horas efectivamente trabajadas de cinco décimas (del 0,1% al -0,4%).

La variación anual del coste laboral unitario se sitúa este trimestre en el 0,0%, cuatro décimas por encima del deflactor implícito del PIB.