Los precios industriales moderan su caída hasta el -0,3% por la subida de la energía

 

electricidad

Los precios industriales han vuelto a bajar en septiembre en tasa interanual. El índice que mide los precios de la industria cae en septiembre un 0,3 % con respecto al mismo mes del año anterior. De esta forma se recorta en tres décimas la caída del mes de agosto. Así lo reflejan los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, el Índice de Precios Industriales (IPRI) encadena tres meses de descensos interanuales. Además, ya se evidencia una tendencia de más de más de un año a la baja, exceptuando las variaciones positivas de los meses de diciembre de 2013 y junio de ese año.

Por destino económico de los bienes, los sectores industriales que más repercuten en el incremento de la variación anual del IPRI son energía y bienes intermedios.

La energía aumenta un punto su tasa anual hasta el 0,0%, debido a que la subida de los precios de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica este mes ha sido mayor que la registrada en septiembre de 2013.

Los bienes intermedios muestran una variación del -0,7%, dos décimas por encima de la del mes pasado. Destaca en este comportamiento el incremento de los precios de la producción de metales preciosos y de otros metales no férreos, que registra su tasa anual más alta desde septiembre de 2011, así como la bajada de los precios de la fabricación de productos para la alimentación animal, menor que la de septiembre de 2013.

Por otro lado, el único sector industrial que disminuye su tasa anual es el de bienes de consumo no duradero, cuya variación se reduce dos décimas y se sitúa en el -0,6%, debido a la bajada de los precios del procesado y conservación de carne y elaboración de productos cárnicos y de la Fabricación de productos lácteos, que subieron en el mismo periodo de 2013.

En septiembre la tasa de variación mensual del IPRI general es del 0,5%. Por destino económico de los bienes, entre los sectores industriales con repercusión mensual positiva en el índice general destacan la energía, los bienes de equipo y los bienes intermedios.

La energía tuvo una variación mensual del 1,8% debida a la subida de precios de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica. Su repercusión en el índice general es de 0,475.

Los bienes de equipo, con una variación del 0,2%, tienen una repercusión de 0,029, consecuencia del incremento de los precios de la fabricación de locomotoras y material ferroviario.

Los bienes intermedios, cuya tasa del 0,1%, repercute 0,019 debido, fundamentalmente, a la subida de los precios de la producción de metales preciosos y de otros metales no férreos.

Por su parte, el único sector industrial con repercusión mensual negativa es el de bienes de consumo no duradero, cuya tasa del -0,2% repercute -0,046. Destaca en esta bajada el descenso de los precios del procesado y conservación de carne y elaboración de productos cárnicos.

La tasa anual del IPRI aumenta en 13 comunidades autónomas, entre las que destacan Islas Baleares (6,7%), Principado de Asturias (3,4%) y Canarias (3,9%), con incrementos de 2,8, 1,7 y 1,7 puntos, respectivamente.

Por su parte, entre las comunidades que disminuyen su tasa anual destacan la Región de Murcia (-1,1%) y Castilla la Mancha (-1,9%), con descensos de cuatro y tres décimas, respectivamente.