Reforma fiscal: Cómo tributarán las inversiones en bolsa a partir de 2015

Monedas de un euro

Monedas de un euro. | Banco de España

La reforma fiscal impulsada por el Gobierno y pendiente de aprobación en las Cortes es una madeja compleja ya que toca muy variados aspectos del régimen tributario español. Entre ellos, como no podía ser de otra manera, la fiscalidad de las inversiones. Plaza Financiera le explicará de forma esquemática y simple cómo tributarán los distintos tipos de inversión a partir del 1 de enero de 2015.

Cómo tributan las plusvalías en bolsa

Ya no habrá distinción en cuanto al plazo de las inversiones. A partir de enero de 2015 todas las plusvalías tributarán al 20%, sin importar si se generaron en uno, dos o 30 años. Hasta hora las plusvalías generadas en menos de un año tributaban al marginal del contribuyente, es decir como el rendimiento del trabajo, que en algunos casos podía llegar al 52%. Y si el plazo era mayor tributaban al 21% hasta 6.000 euros, al 25% hasta los 30.000 euros y al 27% para sumas más abultadas. La idea era disuadir la especulación. Si se aprueba la reforma tal y como está el anteproyecto todas las plusvalías tributarán al 20% para montos de hasta 6.000 euros; hasta 50.000 euros, el 22%; y el 24% para más de 50.000 euros. Estos porcentajes sufrirán la reducción de un punto a partir de 2016. Sin embargo, desaparece la exención para los primeros 1.500 euros en los dividendos. Esto afecta especialmente a los pequeños inversores que, a partir de 2015, se verán obligados a tributar un 20%, aunque su dividendo haya sido de apenas 100 euros.

Compensaciones

La reforma presentada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, permitiría la compensación de rendimientos del capital con variaciones patrimoniales. Cabe recordar que hasta ahora los rendimientos del capital no podían compensarse con pérdidas patrimoniales. El Gobiernos se hace eco así de una de las propuestas de la comisión de expertos presidida por el profesor Manuel Lagares.

Desparecen los coeficientes de abatimiento

Los coeficientes de abatimiento daban la posibilidad de pagar menos impuestos por activos que habían estado en poder del inversor por un largo plazo (hasta el 20 de enero de 2006), siempre que se hubiesen adquirido antes del 31 de diciembre de 1994. Se trataba de un régimen ideado en principio como transitorio pero que finalmente ha acabado durando 20 años. Cualquier plusvalía gravada obtenida en ese lapso de tiempo sufría una disminución cada vez mayor en función de su antigüedad. Esta modificación perjudica particularmente a quienes venden propiedades compradas hace muchos años o a quienes se desprendan de acciones adquiridas hace mucho tiempo.

Compensaciones preferentes

Como ya dijimos los rendimientos de capital podrán compensarse con resultados patrimoniales. Esto podrá aplicarse al caso de las preferentes, una inversión que en el último año define más sus resultados por la justicia o el arbitraje que por el mercado, dada la gran cantidad de ahorradores que iniciaron querellas por considerarse estafados. La estrepitosa pérdida de valor de este producto en los últimos años queda fiscalmente encuadrada dentro de los sería un rendimiento negativo de capital mobiliario. A partir de 2015 podrá ser compensado con resultados positivos a nivel patrimonial de las propias acciones canjeadas. Obviamente esto sólo será posible para aquellos que decidieron canjear preferentes por acciones y que eventualmente las vendan obteniendo una ganancia.

Ahorro conservador o a largo plazo

La reforma incorpora también nuevos instrumentos para potenciar el ahorro a medio y largo plazo. Pensado para los pequeños y medianos ahorradores, el Gobierno crea un nuevo instrumento que les dará beneficios fiscales y será una alternativa, o incluso un complemento, a los planes de pensiones u otras formas de ahorro. Así, los denominados planes "Ahorro 5" podrán adoptar la forma de cuenta bancaria o seguro, que garanticen la restitución de, al menos el 85% de la inversión. Los rendimientos generados disfrutarán de exención si la inversión se mantiene un mínimo de cinco años.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.