Los contribuyentes ganan la mitad de las reclamaciones contra Hacienda

Monedas y billetes de euro

Monedas y billetes de euro. | Ion

La ineficacia en la lucha contra el fraude fiscal y la crisis económica no sólo ha reducido de forma preocupante la recaudación de las administraciones públicas, sino que además ha provocado un aumento del 88% de la deuda pendiente de cobro por parte de Hacienda, que asciende a 50.000 millones de euros. Según los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), de esta cantidad casi 11.000 millones están reclamados en los Tribunales Económicos Administrativos (TEA) y en los Tribunales de Justicia.

Gestha critica la errónea planificación de objetivos, que en su opinión ha primado la cantidad sobre la calidad de las actuaciones tributarias, urgida por la necesidad de cuadrar las cuentas públicas, lo cual ha desembocado en un aumento de las reclamaciones contra las deudas, sanciones y actos de las distintas Administraciones tributarias.

Desde 2008 se ha producido un aumento de la litigiosidad de los contribuyentes, alentada por la crisis y la voracidad tributaria, que ha desembocado en un atasco en los TEA, dado que desde hace 14 años se cuenta prácticamente con el mismo número de ponentes técnicos e inspectores de Hacienda que resuelven las reclamaciones.

Una segunda consecuencia de relegar a un segundo plano la calidad de las actuaciones tributarias es que los distintos tribunales estiman casi la mitad de las reclamaciones y recursos. Por ello, las Haciendas estatal y autonómicas tienen que cancelar una parte de su recaudación, afectando negativamente a los resultados de la lucha contra el fraude fiscal, al recaudar 1.038 millones de euros menos, si se excluyen los 471 millones de un concepto nuevo que por primera vez se incluyó en los resultados de 2013.

Según Gestha, se necesita con urgencia un cambio en profundidad de la organización del trabajo de la AEAT, pues es inconcebible que los TEA, órganos administrativos que dependen también del Ministerio de Hacienda, estimen el 44% de las reclamaciones contra las deudas, sanciones y actos de la Agencia Estatal Tributaria (AEAT), un porcentaje que se eleva al 66% en el caso de las Comunidades Autónomas.

Además, hay que sumar aquellas reclamaciones desestimadas por los TEA y que posteriormente se recurren ante los Tribunales de Justicia, en donde también se anulan casi el 40% de las liquidaciones tributarias impugnadas en esta vía contenciosa.

Con todo, aunque los Tribunales de Justicia estiman gran número de los recursos, apenas el 17,3% de los contribuyentes acuden a la vía judicial porque la incertidumbre del resultado del pleito y la escasa cuantía de la gran mayoría de las deudas no compensa el coste de un litigio.

Los peligros del plan de Hacienda

Para reducir el atasco en los TEA, que actualmente alcanzan más de 250.000 reclamaciones, el Ministro de Hacienda acaba de dar luz verde a un plan para aumentar un 28,8% el número de ponentes de los TEA con la cesión por la AEAT de unos 70 técnicos de Hacienda durante un año.

Sin embargo, Gestha considera que esta cesión temporal finalmente se tendrá que ampliar hasta 2018, ya que se necesitaría un mínimo de dos años para retornar al nivel de reclamaciones pendientes registradas en 2008 (poco más de 144.000), y se precisarían otros dos años más para eliminar el stock pendiente.

Gestha denuncia que la cesión temporal de personal reducirá la independencia de los TEA, puesto que estos técnicos seguirán cobrando y dependiendo orgánicamente de la AEAT, a la vez que resolverán reclamaciones contra actuaciones de la AEAT, y además se reducirán las garantías de los contribuyentes al no respetar materialmente la debida separación entre instrucción, liquidación y revisión de las actuaciones tributarias.

Los técnicos de Hacienda critican igualmente la improvisación del Ministerio de Hacienda, que recientemente ha aprobado una Oferta de Empleo Público extraordinaria apostando por 490 técnicos nuevos en la lucha contra el fraude y no ha previsto una convocatoria para los TEA.

Consideran que la pérdida temporal de 70 técnicos no mejorará los malos resultados cosechados en la lucha contra el fraude, aunque a la AEAT le interesa agilizar el cobro de las reclamaciones en los TEA para evitar el descalabro de los ingresos procedentes de la deuda litigiosa, que fue de solo 463 millones de euros en 2013, frente a los 1.412 millones de un año antes.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.