La inflación de la eurozona cae una décima hasta el 0,3%, el nivel más bajo en cinco años

Euro sumergiéndose

La tasa de inflación en la zona euro se situó en el 0,3% interanual en septiembre, frente al 0,4% del mes precedente. Así lo ha informado este jueves Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea. Se trata de la tasa más baja desde el mes de octubre del año 2009.

De esta forma queda definido el diferencial entre el IPC español y el de la eurozona. Teniendo en cuenta que la inflación en España en septiembre fue del -0,2%, la diferencia sería de 0,5 puntos. A nivel de la toda la Unión Europea el IPC se ubicó en el 0,4%, es decir, 0,6 puntos por encima del nivel de España.

La debilidad de los precios, a la que siempre hace referencia el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, sumada a otros datos económicos en la eurozona hacen temer que se pase de la desaceleración a la recesión.

El IPC subyacente de la eurozona, es decir la inflación excluyendo la energía y los alimentos frescos, se ubicó en el 0,7% anual en septiembre, el mismo nivel mostrado en agosto.

Ha sido importante la incidencia de los precios de la energía en el debilitamiento de la tasa de inflación. De hecho este sector cayó en septiembre un 2,3%, tres décimas más de que cayó en agosto. En cambio, los alimentos, el tabaco y las bebidas alcohólicas se encarecieron un 0,3% en tasa anual.

Los países que han registrado un descenso de la inflación han sido Bulgaria (-1,4%), Grecia (-1,1%), Hungría (-0,5%), España (-0,2%), Polonia (-0,2%), Italia, Eslovenia y Eslovaquia (-0,1%).

Chipre, Lituania, Portugal y Suecia no han visto variaciones en su IPC. En cambio, los estados que han registrado aumentos más pronunciado en la inflación han sido Rumanía (+1,8%), Finlandia (1,5%) y Austria (1,4%).

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.