La posible independencia de Escocia como acelerador de la devaluación de la libra

referendum de Escocia

La libra esterlina está siendo una de las primeras víctimas del proceso independentista de Escocia. Muchos apuntan a su posible devaluación respecto a otras monedas como pueden ser el dólar o el euro. Esta depreciación de la divisa británica se está dando desde hace ya algunas semanas muy levemente y sin saltos bruscos. Hasta ahora.

La cercanía de la celebración del referéndum para la independencia de Escocia, previsto para el 18 de septiembre, ha coincidido con una aceleración en el proceso devaluatorio de la moneda del Reino Unido. Mucho más después de que el domingo el matutino The Sunday Times publicara la primera encuesta en la que gana el "Sí" a la independencia, aunque se por un margen acotado (51% a 49%) y sin contar a los indecisos.

Desde que la mencionada encuesta, realizada por YouGov se hizo pública, la libra se ha dejado más del 1% de su valor en 24 horas, siendo la mayor caída en un sólo día en lo que va de año cotizando a 1,61 dólares, nivel mínimo desde noviembre del año pasado. Con respecto al euro la relación se ubica en el 1,24 o si lo miramos desde la eurozona, en 0,80 del EUR/GBP.

Los analistas coinciden en que una potencial salida de Escocia del Reino Unido supondría problemas de estabilidad a la incipiente recuperación de la economía británica. Y dicha inestabilidad, tendría efectos negativos sobre la fortaleza de la divisa británica.

El secretario del Tesoro del Reino Unido, George Osborne, trabaja esta semana con representantes de los tres grandes partidos de raigambre nacional (Conservador, Laborista y Liberal-Demócrata), para evaluar la transferencia de competencias económicas a Escocia, a modo de anzuelo para ganar votos para el "No".

Esta propuesta, conocida como "Devolution max", originalmente estaba prevista como una opción intermedia para el referéndum. Su implantación significa que Holyrood maneje casi la mitad del presupuesto que afecta al territorio, en detrimento de Downing Street. Pero al haber sólo dos opciones para la votación, la "Devolution max" pasa ser una baza de los unionistas para entregarla sólo en caso de que gane el "No".

El gobierno escocés, liderado por Alex Salmond (del Partido Nacional Escocés), ya ha manifestado en reiteradas oportunidades su intención de seguir utilizando la libra como moneda de curso legal en una Escocia independiente. Sin embargo, los conservadores, laboristas y Liberal demócratas ya han acordado que gane quien gane las próximas elecciones no avalarán esta medida. Creen que este tipo de uniones monetarias traen problemas. Todavía no se ha celebrado el referéndum y los problemas para la libra ya han aparecido.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.