El grupo británico Tesco cae un 8% tras reconocer haber inflado sus beneficios en 315 millones

Tesco

El grupo británico Tesco, uno de los líderes en el sector de los supermercados, ha realizado por tercera vez una profit warning, es decir, una advertencia de reducción de beneficios. Pero esta vez la razón no es una caída en las ventas, sino una supuesta manipulación de resultados donde se inflaban los ingresos.

El encargado de dar la cara por la empresa ha sido Dave Lewis, consejero delegado desde hace unas semanas. "Hemos descubierto un asunto serio y hemos respondido de como correspondía", ha asegurado en referencia a la manipulación de los resultados semestrales, de los cuales se había publicado un avance en el mes de agosto. Cuatro directivos han sido suspendidos.

Lewis ha informado que los beneficios de Tesco son en realidad 250 millones de libras (unos 315 millones de euros) menos de lo anunciado en agosto. Este lunes la cotización de las acciones de la empresa se desvalorizaban un 8% en la Bolsa de Londres, una aceleración en la caída libre en la se encuentran desde hace meses.

Es el tercer recorte de previsiones de beneficios. Lo anteriores tuvieron que ver con cuestiones propias del negocio, principalmente la caída de ventas y reducción de márgenes en los supermercados. Esta situación le costó el puesto al anterior consejero delegado.

El valor del grupo Tesco en cuanto a capitalización bursátil asciende a 17.000 millones de libras esterlinas (21.560 millones de euros). A esta cifra se llega después de que su acción haya caído un 44% en los últimos doce meses.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.