Facebook bate previsiones con un beneficio de 629 millones gracias a la publicidad para móviles

Facebook en el móvil

Facebook ha roto todas las previsiones. La red social fundada por Mark Zuckerberg cierra el tercer trimestre de 2014 apuntándose un beneficio neto de 800 millones de dólares, lo que equivale a 629 millones de euros.

Buena parte de estas cifras se apoya en el negocio de los anuncios para teléfonos móviles que concentra el 66% de la facturación por publicidad de la compañía.

El beneficio por acción, excluidos costes adicionales, ha sido de 43 céntimos. Es decir, 3 céntimos más que las previsiones del consenso. La facturación salta hasta los 3.200 millones de la moneda verde. Estos es un incremento del 59% con respecto al mismo período de 2013. Los analistas presagiaban un máximo de 3.120 millones.

Del total de dinero ingresado en las arcas de la compañía, unos 2.960 millones de dólares se originaron en la publicidad para móviles. Como ya habíamos mencionado, es el 66% de la facturación publicitaria.

A finales de este ejercicio Facebook tendrá el control del 20% del negocio de la publicidad para móviles según señala la agencia eMarketer.

No sólo por los números de las cuentas de resultados puede estar contento Zuckerberg. También ha habido un importante crecimiento en el número de personas que utilizan la red social.

Es como si el tercer trimestre, además de hacer equivocar a los analistas del mercado sobre los resultados, también quisiera hacer ver que están equivocados los gurús que presagian cada tanto una inminente decadencia de la red social.

Los usuarios únicos de Facebook han pasado de 829 millones en el segundo trimestre a 864 millones en el tercero. Y para observar este crecimiento con un poco más de perspectiva, basta decir que hace un año la cifra era de 728 millones.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.