Fitch asegura que el apalancamiento de Abengoa es casi el doble de lo declarado

Sede de Abengoa en Sevilla

Sede de la empresa en Sevilla. | Abengoa

Como si el desplome de las acciones de Abengoa del día jueves (-18,31%) no hubiese sido suficiente, llega Fitch y siembra la duda sobre los niveles de endeudamiento. Según la calificadora de riesgo el ratio de apalancamiento de la compañía es prácticamente el doble del informado. Las acciones siguieron cayendo este viernes para cerrar con un desplome del 36,55%.

El panorama no mejora con los datos de ingresos, ya que se ha informado de una rebaja de las previsiones. Y las explicaciones de la compañía no han servido para tranquilizar a los inversores.

Fitch ha querido marcar su posición. “Las diferencias metodológicas implican que nuestra estimación de recurso neto ajustado en 2014 (de 4 veces) es casi el doble que la última cifra publicada por la empresa (2,1 veces)”, ha comunicado la calificadora.

En la contabilidad de Abengoa, la empresa ha incluido la deuda emitida por su filial Abengoa Greenfield en la cuenta "deuda sin recurso en proceso". Esto la hace quedar fuera de la cuenta de deuda financiera neta.

Por el contrario Fitch sí la ubica dentro porque los bonos están garantizados por la propia compañía. La calificadora sostiene que esta diferencia ya se había tenido en cuenta a la hora de calificar a Abengoa con "B+" con perspectiva negativa. Si embargo, la agencia asegura que vigilará como se comporta la empresa frente a la volatilidad y en el acceso a la financiación en el mercado. El objetivo es detectar si se produce un aumento del perfil de riesgo de la acción.

Fitch también menciona que “otros factores” podrían estar interviniendo en el mercado. Sugiere que la bajada del precio del petróleo hace que se pierda interés las energías alternativas, como las que desarrolla Abengoa. Sin embargo, los analistas tienen claro que el tema es la deuda.

Por su parte, Abengoa ha querido llevar tranquilidad a sus accionistas. Lo cierto es que no ha tenido mucho éxito. La empresa ha intentado "aclarar un malentendido referido al cálculo de su deuda corporativa neta presentado en la call de presentación de resultados" del pasado miércoles, según el hecho relevante enviado a la CNMV.

La empresa insistía en que el llamado bono verde "ha sido contabilizado como deuda sin recurso en proceso en los estados financieros de 30 de septiembre de 2014 dado que están destinados a servir de puente a la financiación a largo plazo sin recurso asumida en proyectos verdes".

El papel fue emitido el pasado 30 de septiembre a través de Abengoa Greenfield. Como consecuencia de ello hay 1.592 millones bajo esta clasificación. Al no clasificar al bono como deuda corporativa se generó desconfianza en los inversores.

Abengo añadía en su comunicación a la CNMV, casia modo de pedido, que "el pasivo correspondiente al bono verde y la caja procedente del mismo no se incluya en el cálculo de la deuda corporativa neta".

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.