La banca no quiere dinero del BCE si no es para especular en los ‘casinos’ financieros

Fachada del BCE

Fachada del BCE. | ECB

El BCE puso a disposición de los bancos 400.000 millones de euros para prestar a familias y empresas a tipos de interés más que convenientes. Nadie sabía si se iban a llevar hasta la última moneda, o si la cosa quedaría entre 100.000 y 300.000 millones, como indicaba el consenso consultado por Bloomberg. La cuestión, sorpresa o no, es que se han solicitado apenas 82.600 millones.

Los bancos de la eurozona no han pedido ni siquiera 100.000 millones de dinero prácticamente regalado en la primera subasta de crédito condicionado (o TLTRO) del BCE.

Según explica el analista Fernando Damián, sobran razones para esta baja aceptación. "No hay demanda de crédito. Las familias no quieren endeudarse hoy para comprar algo que tienen la impresión de que mañana va a valer menos, pero que van a devolver a valor de hoy más intereses, por mínimos que sean", explica. "Además hay miedo a perder el empleo o a rebajas salariales", añade.

"Por otro lado las empresas no piden porque no ven retorno de la inversión. No hay ROI positivo", apunta Fernando Damián. "Quedó a la vista que si no es para especular, los bancos no quieren dinero del BCE. Las condiciones impuestas por Draghi para evitar que el dinero termine en rincones no productivos de la economía acabó desenmascarando a la banca".

Es que el TLTRO tiene la característica de ser un tipo de préstamo direccionado. El banco que recibe el dinero debe utilizarlo para, a su vez, dar préstamos dentro de determinadas condiciones. Es decir, el banco no puede quedárselo y usarlo para invertirlo en productos que le dejen más ganancia que la tasa de interés de referencia.

Además de la de este jueves hay programada otra subasta en los mismo términos para este año, que tendrá lugar en diciembre. Podrán acudir los que no asistieron a esta y los que pidieron menos de lo que el ratio les permite.

Eran 383 las entidades financieros que participaron de la subasta. Pero apenas han solicitado dinero 255, según el propio BCE.

Frankfurt no ha informado, ni se espera que lo haga, sobre el dinero pedido por cada entidad o país. Los bancos españoles tenían la posibilidad de pedir hasta 30.000 millones. Según algunos cálculos se especula con que hayan pedido algo menos de la mitad de ese límite.

Este miércoles Bankia anunciaba su participación y el lanzamiento de una línea de crédito por 2.700 millones provenientes del BCE. Más tarde fue Popular, que solicitó 2.847 millones.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.