Los bancos españoles ganan 3.089 millones en el primer semestre, casi igual que el año anterior

Monedas de un euro

Monedas de un euro. | Banco de España

El resultado de los bancos españoles se situaba, a 30 de junio de 2014, en 3.089 millones de euros, prácticamente idéntico (-0,2%) al del primer semestre del ejercicio anterior. Por otra parte, el resultado atribuido de los grupos bancarios españoles al cierre del primer semestre de 2014 ha ascendido a 6.363 millones de euros, un 19,5% más respecto al alcanzado en el mismo periodo del ejercicio 2013. Así lo reflejan los números publicados este lunes por la Asociación Española de la Banca (AEB).

Este crecimiento del resultado atribuido, en 1.040 millones más, responde a la mejora registrada en los principales márgenes de negocio, de modo que su rentabilidad avanza 12 puntos básicos por encima de la obtenida a 30 de junio del año anterior y se sitúa en el 0,56% de los activos totales medios (ATM).

En línea con la tendencia observada durante los dos últimos años, los ATM del periodo han sido un 6,8% inferiores a los del primer semestre del 2013 y explican la disminución del margen bruto en 438 millones de euros, aun cuando su rentabilidad registra un incremento al pasar al 3,34% desde el 3,15% de los ATM de un año antes.

La evolución del margen bruto ha estado motivada, fundamentalmente, por la disminución de los resultados por diferencias de cambio, 827 millones inferiores a los del año anterior, y en menor medida por la reducción de los ingresos netos por comisiones en 387 millones, lo que supone una caída del 4,6% anual.

En sentido contrario, se mantienen los buenos resultados por operaciones financieras, por encima de los 4.200 millones en el semestre, obtenidos principalmente en la cartera de negociación; mejoran asimismo los dividendos cobrados, que duplican los del semestre de comparación; y, en especial, se aprecia un claro incremento del margen de intereses, 700 millones de euros más, impulsado por el aumento de los ingresos y la contención de los costes financieros, lo que hace mejorar la rentabilidad de este margen sobre ATM hasta el 2,17% frente al 1,96% de junio de 2013.

La intensidad en la constitución de provisiones y dotaciones se ha mantenido en niveles similares a los del ejercicio anterior, el 1,05% de los ATM, frente al 1,02% de junio de 2013, lo que unido a una ligera disminución del importe de los gastos de explotación, hacen que el resultado de la actividad de explotación sea un 10,8% más elevado que hace un año, mejorando en 11 puntos básicos la rentabilidad sobre los activos totales medios del periodo.

La mejora del margen de explotación se ha trasladado íntegramente al resultado consolidado, puesto que los resultados no recurrentes del semestre son algo mayores que los del año anterior (300 millones más) mientras que los mejores resultados en ventas del periodo han quedado compensados con un impuesto sobre beneficios más elevado.

El resultado consolidado, incluidos minoritarios, crece un 14,4% y se sitúa en 7.313 millones de euros, el 0,65% de los ATM, frente al 0,53% de hace un año.

La evolución del patrimonio neto continuó en la línea de crecimiento sostenido marcada desde el inicio de la crisis por los bancos españoles. Al cierre del primer semestre, el patrimonio neto contable se elevaba a 172.814 millones de euros y representaba el 7,4% del total balance, con un crecimiento interanual del 4,4%. Por su parte, los recursos propios computables de los cinco mayores grupos bancarios presentaban una ratio de capital (Common Equity Tier 1) del 11,21%, calculada ya, desde el inicio de 2014, con criterios de Basilea III.

La morosidad del crédito es del 8,37%, un punto porcentual más que en junio de 2013, y la cobertura se mantiene en torno al 58% al cierre del primer semestre de 2014.