BNP Paribas: las claves de la mayor sanción a un banco en la historia de EEUU

BNP Paribas

Sede regional del BNP en Saint-Denis. | Thierry Caro

El banco francés BNP Paribas tendrá que pagar una multa sin precedentes de 6.400 millones de euros a Estados Unidos por realizar transacciones con países objeto de sanciones por Washington.

En una rueda de prensa en el Departamento de Justicia, el director del FBI, James Comey y Eric Holder, Fiscal General de EE.UU, hicieron el anuncio de lo que ya anticipaban varios analistas.

El mismo presidente del banco, Jean-Laurent Bonnafe, había dicho en una declaración el viernes que su banco sería "duramente castigado" y que esperaba "pasar la página" de este episodio.

La multa no tiene precedentes en la historia de las penalizaciones del gobierno estadounidense a entidades financieras extranjeras por desobedecer el régimen de sanciones impuesto por Washington.

El BNP Paribas acordó pagar una multa de 6.400 millones de euros a EE.UU., por desobedecer las sanciones económicas impuestas contra Sudán, Irán y Cuba.

Como parte del acuerdo con el Departamento de Justicia estadounidense, el banco se declaró culpable de los dos cargos por los cuales fue acusado: falsificar reportes financieros y conspirar contra EE.UU.

Es la multa más alta jamás impuesta por violación de sanciones y representa cerca del 80% del total de las ganancias del BNP Paribas durante 2013.

En abril, el banco había anunciado que tenía apartados cerca de 810 millones de euros para cubrir los costos de la multa pero el Departamento de Justicia tenía una cifra mucho más alta en sus cálculos.

La multa incluye además la prohibición impuesta a BNP Paribas para efectuar ciertas transacciones en dólares durante un año a partir del 1 de enero de 2015.

El ente regulador de EE.UU. también anunció que 13 personas tendrán que dejar de trabajar para el banco como parte del acuerdo, incluido al jefe de operaciones Georges Chodron de Courcel.

El BNP aceptó responsabilidad por haber efectuado operaciones bancarias para ocultar transacciones de venta de petróleo y gas de Sudán e Irán, así como otros negocios con Cuba.

El banco ocultó transacciones a través de empresas en varios lugares del mundo para disfrazar el origen del dinero. El BNP Paribas había aducido en repetidas ocasiones que no había violado ninguna ley europea, pero los fiscales estadounidenses dicen que no viene al caso.

Al operar en EE.UU. por medio de las entidades Bank of the West y First Hawaiian Bank el gigante de la banca francesa está obligado a cumplir la ley estadounidense.

El banco, según las autoridades estadounidenses, violó la Ley de Poderes Económicos Internacional de Emergencia (IEEPA, por su sigla en inglés) que prohíbe el comercio con los gobiernos de países sancionados.

Durante varios meses, investigadores en EE.UU. revisaron los reportes presentados por el banco y detectaron las irregularidades de negocios valorados en miles de millones de dólares.

BNP es el séptimo banco que acepta una sanción por violar el régimen de sanciones estadounidenses a algún país, pero el primero que se declara culpable.

Al hacerlo, se libera de cualquier acción penal contra sus directivos y empleados, reduciendo el castigo a la multa y las restricciones dentro del territorio estadounidense.

En mayo el banco Credit Suisse acordó pagar una multa de 1.900 millones de euros al ayudar a evasores de impuestos a no pagar lo que debían en EE.UU.

En 2012, el banco con sede en Reino Unido Standard Chartered pagó un total de 495 millones de euros a las autoridades estadounidenses por también violar las normas de sanciones con Irán.

El canciller francés Laurent Fabius dijo que una multa de tal cantidad será "un problema muy serio" y es una "decisión injusta y unilateral" y "no es razonable".

Por su parte, el presidente de BNP Paribas dijo en un comunicado después de conocerse la decisión que lamenta "profundamente la mala conducta que llevó a esta decisión", resaltó que aparte del impacto que tendrá la multa en su empresa, el banco presenta "sólidos resultados este trimestre".

El presidente francés, François Hollande, había instado a su homólogo estadounidense Barack Obama a interceder por el banco, pero éste había dicho que ese era un asunto exclusivamente jurídico.

El ministro de Finanzas de Francia, Michel Sapin, dijo que el BNP Paribas "podrá financiar su actividad económica de manera satisfactoria".

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.