Repsol logra incrementar su beneficio neto un 47% en el primer semestre del año

Campus de Repsol en Madrid

Campus de la empresa en Madrid. | Repsol

Repsol alcanzó en el primer semestre del año un beneficio neto de 1.327 millones de euros, con una subida del 47% respecto al mismo periodo de 2013. Según la empresa, que ha publicado resultados este jueves, esto se debe "entre otros factores, a la buena marcha de los negocios de la compañía y a la exitosa gestión en el acuerdo por la expropiación de YPF".

El resultado neto ajustado, calculado en base a la valoración de los inventarios a coste de reposición (CCS), ascendió a 922 millones de euros, cifra muy similar a la del primer semestre del ejercicio anterior.

La incorporación de nueva producción en el área Upstream, la fortaleza de los negocios que componen la unidad de Downstream y un mejor resultado del área corporativa compensaron el efecto que la parada coyuntural en Libia tuvo sobre el área de Upstream.

Durante el semestre, Repsol alcanzó un acuerdo de compensación por la expropiación de YPF e YPF Gas y recibió de la República Argentina bonos soberanos, que fueron vendidos a JP Morgan por casi 5.000 millones de dólares. Además de la venta de los bonos, Repsol se desprendió de la participación del 12,38% que mantenía en YPF por la que obtuvo otros 1.300 millones de dólares.

El positivo desempeño de Repsol y su solidez financiera fueron reconocidos por las agencias internacionales de rating, que han revisado al alza las calificaciones crediticias de la compañía. Además de esta mejora, los analistas han reflejado el potencial de la compañía con aumentos en las recomendaciones y precios objetivo que tienen sobre Repsol.

En la actualidad, el 97,6% de los analistas que siguen a la compañía recomiendan comprar o mantener sus acciones, lo que supone la mayor proporción de recomendaciones positivas entre las grandes petroleras europeas1. Asimismo, el precio medio objetivo de la acción recomendado por los analistas se ha incrementado en un 5% en el primer semestre del año hasta los 21,45 euros.

El Consejo de Administración de Repsol, a propuesta de su Presidente, acordó tras la exitosa gestión de la recuperación del valor de YPF el reparto de un dividendo extraordinario de un euro bruto por acción. Esta retribución se sumó al abono del dividendo complementario correspondiente al ejercicio 2013 bajo la fórmula de Repsol Dividendo Flexible.

En este último pago, el 75,84% del capital de la compañía acordó recibir el dividendo en acciones, una muestra más de su confianza por el futuro de la empresa. Con estos pagos Repsol supera el 10% de rentabilidad por dividendo y es la la empresa del Ibex 35 con mayor retorno por acción.

La remuneración al accionista ha venido acompañada de una significativa reducción de deuda. Al cierre del periodo, la deuda neta de Repsol se situó en 2.392 millones de euros, lo que supone un descenso del 55,4% respecto al cierre de 2013. Asimismo, la compañía cuenta con un alto nivel de liquidez de 11.195 millones de euros.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.