El Ibex 35 sufre una caída previsible pero aún así no muestra todas sus cartas

Jugador mirando cartas

El cierre de la Bolsa de Madrid registra este jueves un descenso del Ibex 35 del 1,06% que lo ubica en los 10.722,20 enteros. Hay que poner la lupa sobre esta caída, porque es la primera o es la última.

Ello significa que lisa y llanamente hemos vuelto a las caídas o que se trata de un recorte que nos hará superar máximos una vez más sólo para fijar un máximo definitivo, yendo un poco más allá de los 10.883,80 puntos del miércoles. Puede haber sorpresas, de hecho siempre las hay.

El giro se ha dado en la zona de máximos de la parte alta de las bandas de Bollinguer, sin superar el máximo relativo "decreciente" previo. No es un movimiento cualquiera, debe atenderse.

Mientras no se supere los 11.016 puntos, no hay un giro al alza para ir a buscar nuevos máximos anuales en el selectivo español, por lo que seguimos en un escenario delicado.

Las acciones más castigadas en la sesión han sido Sacyr (-3,00%), ArcelorMittal (-2,46%), Banco Sabadell (-2,36%), Bankia (-2,33%) y Gamesa (-2,25%). Para ilustrar la jornada basta mencionar que sólo un valor ha cerrado en positivo: FCC ha ganado un 0,52%.

En el resto de las plazas financieras europeas también se tiñeron de rojo los monitores. El FTSE MIB retrocedía un 2,16%, seguido del Dax (-1,12%), el Euro Stoxx (-0,94%), el CAC 40 (-0,67%) y el FTSE 100 (-0,36%).

Volviendo a España, en lo que se refiere a la deuda pública, el mercado exigía al bono español a diez años un tipo de interés del 2,23%. La prima de riesgo se ubicaba en los 134,60 puntos.

El petróleo de Brent se situaba en 102,50 dólares el barril. El oro se ubicaba en los 1.289,70 dólares la onza.

En el mercado de divisas el par EUR/USD se encontraba en 1,3195.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.