Las advertencias de la CNMV calan en los inversores y Dogi cae un 62% en su regreso a la bolsa

Talleres de la empresa Dogi

Talleres de la empresa. | Dogi

Cinco años ha debido esperar Dogi para regresar a la bolsa de Madrid, tras la suspensión cautelar que le había aplicado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Y en su primer día, este lunes, va y se desploma nada más ni nada menos que un 62,19%.

La suspensión había tenido lugar en el año 2009, cuando la empresa entró en concurso de acreedores de forma voluntaria. Esa situación hizo que no llegara información clara a los inversores sobre el estado de la empresa, y por esa razón se la suspendió.

El levantamiento de la suspensión no llegó solo. La CNMV dedicó varias líneas con advertencias a los inversores sobre los riesgos de poner dinero en la empresa.

"La CNMV estima necesario llamar la atención de los inversores", decía la nota, sobre la "situación financiera, patrimonial", "elevado nivel de endeudamiento, el riesgo de falta de liquidez, el de deterioro de sus activos, el de desequilibrio patrimonial, el de incumplimiento del plan de negocio y el de la capacidad de la sociedad y su grupo para continuar su actividad, condicionada fundamentalmente al éxito de las medidas de reestructuración y viabilidad emprendidas" entre otros.

La CNMV también mencionaba la oferta pública de adquisición de acciones de Dogi por parte de Sherpa, dirigida al 100% de su capital, a 0,064 euros por acción. Y también se refería a la posibilidad de que se realice una nueva ampliación de capital tras la ejecución por parte de Sherpa de la oferta pública de adquisición de acciones mencionada anteriormente. Dicha ampliación, según la compañía, constituye parte de la oferta de inversión que ha de permitir la recapitalización de la sociedad y la reestructuración de su deuda.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.