Un voraz apetito inversor sigue dándonos nuevos máximos históricos en Wall Street

Tiburón blanco

El cierre de Wall Street ha dejado resultados mixtos este martes en su primera sesión del mes. El Dow Jones cae levemente un 0,18%. El S&P 500 cede apenas un 0,05, después de marcar un nuevo máximo histórico intradía (2.006,12 puntos). Por su parte, el Nasdaq gana un 0,39%.

Como decíamos, el S&P500 ha marcado un nuevo récord intradía en los 2006,12 puntos por más que haya cerrado ligeramente en negativo. Ello junto a un Dow Jones que no ha seguido la idea de nuevos máximos desde hace ya unos cuantos días, está perfilando una serie de velas que adelantan un cercano final del rebote que ha comenzado el 7 de agosto.

Aún no puede decirse que el final definitivo pero es más probable que sólo resten algunos días para un máximo importante que algunas semanas. Incluso nos puede sorprender el final en cualquier momento.

Este último rebote no ha tenido prácticamente recortes y el de este martes con cierres casi planos en los dos índices principales, se han transformado en la muestra de lo máximo que se ha visto en cuanto a correcciones. Ello es poco sano y además genera una serie de efectos perversos para los inversores.

El primero de los efectos perversos se traduce en la imposibilidad de subirse al tren porque los recortes son insignificantes para saltar a un tren en movimiento, y el segundo es aún más peligroso porque lleva a la desesperación, al pánico comprador, al miedo a que el índice se escape sin el inversor dentro. Esto último provoca en muchos casos el que los inversores suban a la onda cuando ya es muy tarde. Luego, vienen los desencantos.

Un traicionero mercado muy difícil de surfear ha sido la constante de los últimos meses e incluso años. Y otra vez cabe insistir, el entorno que tenemos es totalmente excepcional e incomparable respecto de casi todas las series históricas desde que el Dow Jones existe.

No nos podemos acostumbrar a "esto", o en algún momento la realidad se hará presente de forma muy poco protocolar y sin darnos cuenta. La mayoría de los inversores se podrían llegar a dar cuenta de un nuevo mercado bajista prácticamente en los mínimos del mismo, ya que el presente nivel de complacencia tardará años en disiparse.

Los números puros y duros nos dicen que el Dow Jones pierde 30,89 puntos (-0,18%) hasta las 17.057,56 unidades. Las cotizadas con mejor comportamiento en esta primera sesión de septiembre han sido Visa, con un avance del 1,04 %, seguida de Walt Disney (1,02%) y United Technologies (0,98%). Las más castigadas han sido Home Depot, que cae un 2,02% Chevron (-1,48%) y Boeing (-1,04%).

El índice S&P 500 ha cedido 1,09 puntos (-0,05%) hasta las 2.002,28 unidades.

Por su parte, el Nasdaq ha avanzado 17,92 puntos (0,39%) hasta los 4.598,19 enteros.

El petróleo de Texas caía a 92,88 dólares el barril (-3,13%). El oro se situaba a 1.265,70 dólares la onza.

En el ámbito de la deuda pública el interés exigido por los mercados al bono a diez años se ubicaba en el 2,4211%. En el mercado de divisas el euro se ubicaba en 1,3132 dólares.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.