Escocia le dice “no” a la independencia tal como habían descontado los mercados

Union Jack

La hora de la verdad llegó finalmente y con ella los sueños independentistas escoceses quedan enterrados por un buen tiempo, tal como habían descontado este jueves los mercados europeos y norteamericano a su cierre. Los partidarios de seguir dentro del Reino Unido logran una clara victoria con el 55% de los votos, frente al 45% de los que preferían cortar lazos con Londres.

La primera reacción en el mundo de las finanzas fue la revalorización de la libra esterlina en 1%. Y con la apertura de la bolsa de Londres el FTSE 100 subía cerca del 1%. Esta efervescencia la lideraba el sector bancario con el Royal Bank of Scotland y el Lloyds a la cabeza subiendo entre un 2% y un 3%.

El ministro principal de Escocia, Alex Salmond, no tardó en reconocer la derrota, que en buena parte es la derrota de su formación política, el Partido Nacionalista Escocés: "Acepto el veredicto del pueblo escocés".

Ahora, si alguien pensaba que el ajedrez político entre Edimburgo y Londres se acababa con el referéndum estaba muy equivocado. Quizás ya no estén encima los focos de la prensa mundial. Pero la parida sigue.

Salmond recordó la promesa de transferencia de competencias hecha por el primer ministro británico, David Cameron, para el caso de que ganase el "no" como finamente sucedió. "Escocia espera ser honrada lo más rápido posible", expresó el líder escocés.

Y del otro lado del tablero ya tenían prevista la movida de Salmond. Por lo que movieron ficha (pieza en realidad si usamos la metáfora del ajedrez) con mucha rapidez. "Nuevos poderes a los escoceses", anunció Cameron desde Londres. Y aquí viene la sorpresa. También habrá mayor autonomía para galeses, ingleses y norirlandeses. "Se ha cerrado el debate de la independencia para siempre", sentenció el premier.

Si algo le da legitimidad al referéndum es la participación. Más del 85% de los registrados para emitir su voto acudieron a los centros de votación. Y en algunas partes la participación superó el 90%.

Habrá que ver si la cuestión soberanista está "zanjada por una generación" como piensa Cameron. Lo cierto es que por un buen tiempo no habrá otro referéndum que busque la independencia de la nación de Adam Smith, a quien, al menos por ahora, podemos seguir considerando un economista británico.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.