Exteriores convoca al embajador británico por el incidente de Gibraltar

Peñón de GibraltarEl Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha convocado esta mañana al Embajador británico para trasladarle la más enérgica protesta y malestar por la manera como el Reino Unido ha gestionado el pretendido "incidente" con el buque de la Armada Española Tagomago, el pasado día 16 de julio.

La convocatoria de Embajadores es un acto muy serio que debe reservarse para situaciones de especial gravedad, según Exteriores. Las reiteradas convocatorias al Embajador de España en Londres, Simon Manley,  por supuestos incidentes que, "entre países amigos y aliados deberían ser tratados de forma diferente, establece una dinámica diplomática inadecuada", según se ha informado desde el Palacio de Santa Cruz.

El ministerio dirigido por José Manuel García-Margallo ha comunicado que es contrario a este tipo de escaladas que no ayudan a crear el necesario clima de entendimiento, como tampoco ayuda en absoluto las acusaciones británicas de que España actúa de forma provocadora y contraria al Derecho Internacional, según han explicado desde el Gobierno. "Este Ministerio considera inaceptables tales acusaciones y manifiesta que son rigurosamente falsas", han explicado.

Según el Gobierno español, lo que el Reino Unido califica como incidente (y por lo que el Foreign Office convocó el jueves al Embajador de España en Londres) no es sino la actuación rutinaria de un buque de la Armada Española en aguas españolas, "dentro de un exquisito respeto tanto del Derecho interno español como del Derecho Internacional, en particular de la Convención de Naciones Unidas sobre el derecho del Mar".

Exteriores ha recordado y remarcado que "las aguas comprendidas a levante del Peñón hasta las 12 millas son aguas territoriales españolas, según el Derecho Internacional".

En el marco del Plan Permanente de Vigilancia y Seguridad Marítima, la Dirección General de la Marina Mercante solicita de la Armada que los buques de pabellón extranjero fondeados, parados o cuyos movimientos no se ajusten a patrones de navegación convencionales, y por lo tanto vulnerando el derecho de paso inocente, sean invitados a salir de aguas territoriales.

"En este sentido, el día 16 de julio a las 06.00h el patrullero Tagomago requirió la salida de los siguientes buques de aguas territoriales, que se encontraban parados, vulnerando por ello el paso inocente en el espacio comprendido entre las 7 y 9 millas de la cara de levante del Peñón y al sur del paralelo de la verja: Maerst Tauro, MT Nilufer Sultan, Mare Atlantic, Soyo, Sfakia Wave".

Por ello Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación ha querido recalcar que "el Gobierno de España se mantendrá siempre firme en la defensa de las posiciones españolas en el contencioso de Gibraltar". Y ha añadido que "la posición de España respecto de los espacios cedidos y no cedidos a la Gran Bretaña por el Tratado de Utrecht permanece inalterada desde dicho Tratado". España no reconoce al Reino Unido otros derechos y situaciones relativos a los espacios marítimos de Gibraltar que no estén comprendidos en el art. X del Tratado de Utrecht.

Para España este último incidente supone "una injerencia inaceptable del Reino Unido en la actividad rutinaria de la Armada Española en aguas españolas, tanto más grave cuanto que ninguno de los buques eran de pabellón británico".

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.