Uno de cada seis alumnos españoles de 15 años suspende en competencia financiera

JóvenesUno de cada seis alumnos de 15 años españoles tiene problemas para resolver situaciones sencillas de carácter económico y financiero de los que se nos presentan a diario en nuestra vida. Cuestiones como comprender facturas, administrar los gastos diarios, o utilizar correctamente tarjetas bancarias parecen ser obstáculos difíciles de salvar para esta franja de estudiantes. Así lo refleja el Programa Internacional de Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) 2012 de la OCDE sobre Competencia Financiera, presentado este miércoles.

Los resultados vuelven a ubicar a España por debajo de la media de los 18 países que participan de la medición y también por debajo de la media de la OCDE (500 puntos). España ha obtenido 484 puntos, sólo por delante de Croacia (480 puntos), Israel (476), Eslovaquia (470), Italia (466) y Colombia (379). La lista la encabeza Shangai-China con 603 puntos -120 más que España-, seguida de Bélgica (541), Estonia (529) y Australia (526).

El rendimiento de España en competencia financiera queda así por debajo de la media de los 13 países de la OCDE que participaron en el estudio. Uno de cada seis alumnos españoles (16.5% comparado con 15.3% de media OCDE) no alcanza el nivel básico de rendimiento en competencia financiera –lo que indica que, como mucho, son capaces de reconocer la diferencia entre lo que se necesita y lo que se quiere, de tomar decisiones sencillas sobre gasto cotidiano, y de reconocer para qué sirven documentos financieros corrientes, como una factura. Sólo 3.8% de los alumnos se encuentran en el nivel de excelencia (comparado con una media de 9.7% en la OCDE).

En general, comparando sus resultados en financiera y en matemáticas, los estudiantes españoles rinden como era de esperar. Sin embargo, los mejores en matemáticas y en lectura no rinden en competencia financiera tan bien como se esperaría.

En España, el origen socio-económico se asocia más con el rendimiento en financiera que con el rendimiento en matemáticas; en la mayoría de los países participantes, sin embargo, esto no ocurre así. Pero la fuerte relación entre el origen socio-económico y el rendimiento en financiera es parecida a la de la media de la OCDE.

En España, casi el 60% de los alumnos tienen una cuenta bancaria abierta, y son los que mejores resultados consiguen en competencia financiera; pero esta brecha desaparece al tener en cuenta el estatus socio-económico de los alumnos. Mientras la mayoría de los estudiantes de 15 años reciben dinero como regalo de sus parientes y amigos (83% comparado con 84% de la media OCDE), muy pocos ganan dinero por otras vías, como trabajar fuera del horario escolar (20% en España, 41% en los países de la OCDE), hacer tareas domésticas (30% en España, 38% en los países de la OCDE) o recibir una asignación periódica sin hacer ninguna tarea a cambio (37% en España, 51% en los países de la OCDE).

Los alumnos españoles que tienen una cuenta bancaria consiguen un resultado de 18 puntos más que los que no la tienen, pero rinden al mismo nivel una vez se tiene en cuenta su origen socio-económico.

PISA 2012 es el primer estudio internacional a gran escala que evalúa la competencia financiera, tanto lo aprendido dentro como fuera del centro escolar, en los jóvenes de 15 años, al final de su etapa de educación obligatoria. Participaron 18 países y economías, 13 de la OCDE: Australia, Bélgica (Flandes), República Checa, Estonia, Francia, Israel, Italia, Nueva Zelanda, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, España y los Estados Unidos; y 5 países asociados: Colombia, Croacia, Letonia, Federación Rusa y Shanghái-China.

 

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.