Más de tres días haciendo cola a la intemperie para entrar al Ikea de Valencia

Entrada al Ikea de Valencia

Entrada al Ikea de Valencia. | Twitter @IKEA_Spain

No era un concierto de rock, ni la entrega de los Oscar. Sin embargo, la gente esperaba haciendo cola desde al menos tres días antes. ¿Para qué? Para entrar los primeros en la tienda de Ikea en Alfafar (Valencia), la primera en la Comunidad Valenciana.

Pero hubo alguien que esperó cuatro días y noches. Y entró el primero. Es un camarero valenciano que se hizo acreedor a un premio de 500 euros. Los siguientes, y siempre que fuesen vestidos con los colores de Suecia, se llevarían 100 euros.

La expectación por la apertura de la tienda iba más allá del dinero. Sucede que la Comunidad Valenciana era la única que no había permitido la instalación de tiendas de la multinacional sueca.

En ello había tenido mucho que ver la presión de la industria local del mueble. Sin embargo, después de superar muchas trabas administrativas prevaleció la insistencia de la multinacional quien abogaba por la liberalización del sector.

Y por las largas colas, el entusiasmo, y hasta cierta forma el descontrol que reinó en la puerta de la tienda, se podría decir que había verdaderos fanáticos esperando el día, este martes, en el que finalmente pudieron dar rienda suelta a su pasión por los muebles y la decoración en esta multinacional que ya ha logrado pisar fuerte en todas las comunidades autónomas.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.