Más de medio millón de personas abandona España, un 22% más que el año anterior

Pasajeros en Barajas embarcando hacia Washington

Pasajeros en Barajas embarcando hacia Washington. | AENA

El flujo migratorio hacia el exterior se ha intensificado a lo largo del año 2013. Así, un total de 291.041 personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en nuestro país, mientras que 547.890 personas abandonaron España con destino al extranjero. En términos relativos, entre 2012 y 2013 la inmigración descendió un 4,3%, mientras que la emigración experimentó un incremento del 22,7%.

Así surge de la Estadística de Migraciones sobre el año 2013 publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que además señala que del total de inmigrantes procedentes del extranjero, 33.393 personas (el 11,5% del total) tenían nacionalidad española. El resto, 257.648, eran extranjeros. En cuanto a la emigración, de las 547.890 personas que se marcharon al extranjero 79.306 (un 14,5% del total) eran españolas. Y, de estas, 52.160 habían nacido en España.

El resto de los emigrantes, 468.584, eran extranjeros. Durante el año 2013 el saldo migratorio de los extranjeros ha sido de –210.936 personas.

La población extranjera que emigró a otros países creció un 20,4% respecto al año 2012, mientras que la inmigración extranjera se redujo un 5,4%.

La mayoría de las principales nacionalidades presentaron saldo migratorio negativo por la prevalencia de la emigración, salvo Rusia, Estados Unidos, Italia y República Dominicana.

Las principales nacionalidades de los inmigrantes extranjeros fueron la rumana (con 23.594 llegadas a España durante 2013), la marroquí (con 21.338) y la británica (con 14.354).

Cinco de las 15 nacionalidades con mayor flujo inmigratorio incrementaron su número de llegadas a España: Italia, China, Rusia, Francia y Estados Unidos

Entre los extranjeros que emigraron de España en 2013, las nacionalidades predominantes fueron la rumana (69.669 emigraciones) y la marroquí (52.483) que son, además, las nacionalidades mayoritarias entre la población extranjera residente.

En general todos los flujos de emigración al exterior aumentaron durante 2013. En términos absolutos, el mayor incremento de salidas se produjo en los nacionales de Marruecos.

La población residente en España se situó en 46.507.760 habitantes a 1 de enero de 2014, lo que supuso una reducción de 220.130 personas respecto a comienzos de 2013.

En términos relativos, la población se redujo un 0,47% durante 2013, frente al descenso del 0,19% registrado a lo largo de 2012. Se intensifica así el ritmo de descenso de la población.

El descenso poblacional durante 2013 fue fruto de un saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) positivo de 36.719 personas y de un saldo migratorio negativo de –256.849 personas (se registraron 291.041 inmigraciones procedentes del extranjero, frente a 547.890 emigraciones con destino al extranjero).

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.