Un mafioso advierte sobre una burbuja bursátil en Wall Street próxima a estallar

Buenos Muchachos 1990

"Buenos Muchachos" (Goodfellas) | Warner

El S&P500 ha tocado los 2000 puntos el 25 de agosto de 2014 por primera vez. Es un hito, los números redondos gustan a todo el mundo, tienen morbo. Y en la bolsa, donde quien más quien menos tiene sus fetiches o rituales, el 2000 debe estar provocando cosquillas. Sin embargo, al que le ha salido del alma toda una declaración de principios e intenciones es a un ex-jefe mafioso de la familia Colombo de Nueva York.

La familia Colombo fue (o es, quién sabe) una de las cinco principales organizaciones de la mafia de Nueva York, una rama de la Cosa Nostra italiana en la ciudad de Wall Street.

Y justamente este ex-mafioso y ex-extorsionador profesional, de nombre Michael Franzese, devenido en coach y motivador (al estilo de Jordan Belfort, protagonista real de "El lobo de Wall Street") , ha advertido el viernes último que "hay una burbuja en el mercado de acciones" y... "que va a estallar".

Sabe de lo que habla, "trabajó"  e "hizo negocios" con muchos "personajes de Wall Street". Da para un guión cinematográfico, aunque ya hay series donde incluso un actor hace de Michael Franzese.

Lo cierto sin embargo, es que dijo que "hizo un montón de cosas" con "gente de Wall Street", catalogándolos de "sombríos", diciendo además que ha hecho "cosas sombrías con ellos". Por eso no confía en ellos y actualmente "recomienda tener oro físico".

Franzece renunció a la Mafia en 1989 y en 1992 escribió un libro autobiográfico. Desde entonces es orador en reuniones corporativas, encuentros de atletas,  colegios, etc. Un buen muchacho que justamente fue interpretado por el actor Joseph Bono que hacía de "Mikey Franzese" en la película "Buenos Muchachos" también conocida como "Uno de los nuestros" en algunos países (Goodfellas) de Martin Scorsese de 1990.

Fernando Damián
Fernando Damián
Fernando Damián | Analista técnico de bolsa y divisas, especulador profesional en los mercados financieros y licenciado en derecho. Director de Plaza Financiera. Y lo más importante: Esposo de Solange y papá de Donatella.