Un tercio de los españoles dedica tiempo al voluntariado o apoya a una ONG

Voluntarios de Cruz Roja Española

Voluntarios colaborando en un evento. | Cruz Roja Española

Casi un tercio de la ciudadanía española (32%) participa y está comprometida con algún voluntariado o apoya económicamente a organizaciones no gubernamentales (ONGs). Así se desprende del último informe sobre ‘Responsabilidad Social Corporativa’ (RSC) de la consultora Nielsen, correspondiente al primer trimestre de 2014.

Este estudio afirma que pese a la crisis económica el espíritu solidario de los españoles se comporta de forma similar a la media europea (33%). Eso sí, también evidencia que un 37% de los españoles no participa de ninguna actividad solidaria, por lo que son más los ciudadanos no comprometidos o que no sabrían definirse (otro 32%), que los que apuestan abiertamente por la solidaridad económica o personal.

Por otro lado, el informe de Nielsen recoge cuáles son las principales causas sociales que preocupan y llevan a los españoles a movilizarse. En concreto, erradicar el hambre y la pobreza extrema inquieta a un 60% de los consultados, mientras que la reducción de la mortalidad infantil (59%) ocuparía el segundo lugar en el ranking.

Además la lucha contra enfermedades no contagiosas como el cáncer, la diabetes o los problemas cardiovasculares conmueven a un 55% de españoles. En este mismo porcentaje se sitúan los ciudadanos que opinan que alcanzar una educación primaria universal es otra de sus inquietudes. La lista se completa con la lucha contra enfermedades contagiosas y un mejor acceso a la educación, la ciencia y la tecnología (54%).

Precisamente, el hecho de que haya una mayoría de ciudadanos que no se implica en acciones de voluntariado o ONG’s está en sintonía con otra de las conclusiones del informe de Nielsen, según el cual cada vez son menos aquellos dispuestos a pagar más por productos de empresas socialmente responsables. En concreto, un 35% de los españoles reconoce hacerlo, lo que supone cinco puntos porcentuales menos que un año antes, cuando la situación económica era más incierta y el paro marcaba cotas históricas.

Ahora bien, sorprendentemente este descenso de la solidaridad de los españoles no tiene su reflejo directo en el consumo, ya que a la hora de efectuar la compra el estudio de Nielsen revela cómo en los últimos seis meses un 38% de los españoles adquirieron algún producto o servicio relacionado con marcas con programas de RSC o de conservación medioambiental.

Este dato es 10 puntos porcentuales mayor que el registrado hace un año, aunque aún se sitúa por debajo de la media europea, ya que un 41% de los consultados en el viejo continente ha efectuado esa compra consciente en el mismo periodo.

Según el director general de Nielsen, Gustavo Núñez, "estos datos demuestran que los consumidores españoles están comprometidos con la solidaridad y las empresas socialmente responsables hasta cierto punto y ese punto es un precio disuasorio. Hay que recordar la hipersensibilidad al precio del consumidor español, hasta el punto de que un 61% cambiaría de marca, compañía o vendedor ante un mejor precio, aunque la percepción que tienen sobre las actividades de las empresas también influye".

En este sentido, el informe ‘Responsabilidad Social Corporativa’ destaca que un 30% de los españoles comprueba antes de adquirir un producto si en su empaquetado se hace mención a los programas sociales o medioambientales en los que está implicada la compañía.

Además, incluso un 22% de los consultados por Nielsen afirma que confía en la opinión de amigos y familiares para asegurarse de que una empresa está comprometida con la sociedad. Esta cifra va en consonancia con otros estudios de la compañía que ponen de manifiesto cómo las recomendaciones de familiares y amigos tienen un valor prescriptivo determinante a la hora de movilizar al consumidor.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.