La Policía Nacional desarticula una banda dedicada al tráfico de albaneses hacia el Reino Unido

Tráfico de ciudadanos albaneses a Reino UnidoLa Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal presuntamente dedicada al tráfico de ciudadanos albaneses. La mayoría de ellos eran introducidos en Reino Unido con documentos de viaje falsos, por los que pagaban entre 500 y 4.000 euros.

Se ha logrado identificar a casi ciento ochenta víctimas de la organización, catorce de las cuales eran menores que viajaban igualmente con documentos falsos, acompañados de mayores en similares circunstancias. Los agentes sospechan que el número total de víctimas podría ser mucho mayor.

La operación se ha saldado con la detención de setenta y dos personas, entre ellas los miembros del entramado encargados de dar apoyo en España a los responsables del entramado asentados en Albania, Italia y Grecia.

Las investigaciones comenzaron hace un año, cuando la Policía tuvo conocimiento de la existencia de un entramado criminal que, al parecer, se estaría dedicando a la introducción ilegal de ciudadanos albaneses en Reino Unido, utilizando para ello documentación falsificada.

Pack de documentación falsa

Tras la pista de estos primeros datos, los agentes detectaron un notable incremento de ciudadanos albaneses que llegaban al Aeropuerto del Prat de Llobregat procedentes de Italia o Grecia, pretendiendo viajar desde allí a Reino Unido o Irlanda. Para viajar utilizaban documentaciones italianas o griegas falsificadas, muchas de las cuales figuraban como robadas o extraviadas en bases de datos policiales.

Las declaraciones tomadas por los investigadores a estos ciudadanos resultaron especialmente difíciles, debido a su hermetismo posiblemente provocado porque los miembros de la organización los habrían aleccionado al respecto, así como amenazado para que no dijeran nada en caso de detención.

No obstante, los agentes pudieron averiguar que los inmigrantes viajaban hasta Italia o Grecia utilizando para ello su propia documentación. Una vez en estos países, la organización los proporcionaba un "pack" compuesto por diversos documentos falsos (pasaportes, cartas de identidad, permisos de residencia, carnés de conducir, tarjetas sanitarias, carnés de estudiante, etc) con los que podrían llegar con éxito hasta el país de destino, Reino Unido principalmente.

Hasta 4.000 euros para emigrar

Algunos manifestaron a la Policía que habían comprado los documentos falsos en Italia o Grecia, pagando por ellos cantidades que oscilaban entre 500 y 4.000 euros.

Los billetes de avión eran adquiridos por la organización a través de páginas web de compañías de bajo coste o en las propias compañías, a través de algún miembro de la organización.

La organización se quedaba en muchas ocasiones con la documentación original de los inmigrantes. Las investigaciones han llevado a pensar a la Policía que esto tenía dos finalidades principalmente: en unos casos, asegurarse el cobro de un segundo plazo por el viaje de los inmigrantes, que sería abonado una vez éstos hubieran llegado a Reino Unido.

Explotación sexual

En otras ocasiones, la privación de documentación era aprovechada por la organización para la posterior explotación sexual de las inmigrantes en dicho país, como demuestra el elevado número de mujeres de entre 20 y 25 años de edad detectadas entre el total de inmigrantes que pretendía introducir en Reino Unido dicha organización.

La organización criminal estaba asentada principalmente en Albania, Italia y Grecia, aunque también contaba con miembros en España y en Reino Unido. Los miembros españoles, "facilitadores", afincados principalmente en Barcelona, se ocupaban de retener las documentaciones originales de los inmigrantes de buscar alojamiento para ellos en la Ciudad Condal, obtener los billetes de avión o trasladarlos al aeropuerto para que, desde allí, pudieran llegar a su destino.

Conexión española

Por su parte, los miembros de la organización en Reino Unido, que también actuaban como "facilitadores" y como "pasadores", se encargaban también de adquirir los billetes de avión y de acompañar a los inmigrantes durante los viajes, así como de aleccionarles para que no tuvieran problemas en los controles policiales y/o de las compañías aéreas.

Durante la operación se ha detenido 72 personas (64 de ellas por falsedad documental y el resto por favorecimiento de la inmigración ilegal, pertenencia a grupo criminal y delitos relativos a la prostitución).

Además se han practicado tres registros en dos domicilios y en un prostíbulo ubicados en Barcelona, durante los cuales se intervinieron ocho mil trescientos sesenta y cinco (8.365) euros, trescientos (300) dólares USA y cuatrocientas (400) libras esterlinas en efectivo, una pistola real y una simulada, tres relojes de alta gama, numerosos dispositivos informáticos, varios resguardos de envíos de dinero al extranjero y otros documentos pendientes de análisis.

También se han intervenido más de cien documentos falsificados a los ciudadanos albaneses detenidos en el Aeropuerto del Prat de Llobregat: cartas de identidad (23 griegas, 34 italianas, 3 rumanas y 2 búlgaras), pasaportes (1 griego, 4 italianos y 1 búlgaro), permisos de conducir (12 griegos, 2 italianos, 1 rumano y 2 búlgaros), numerosas tarjetas de crédito, permisos de residencia y canés de estudiante de los mencionados países, que serán analizados por expertos policiales.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.