La acción de Banco Santander con gráficos, análisis y objetivos del precio después de la ampliación de capital

Cristóbal Montoro. | Pool Moncloa
El Gobierno afirma que hay menos morosos desde que se sabe que publicará una lista
9 enero, 2015
China le declara la guerra a las ‘apps’ para contratar viajes en coche como Uber
9 enero, 2015
Mostrar todas

La acción de Banco Santander con gráficos, análisis y objetivos del precio después de la ampliación de capital

Banco-Santander-sucursal

Obligados por las peripecias de la acción de Banco Santander hay que trazar y dibujar algunas líneas para hacer proyecciones de precios, con lo que también queremos dar a conocer nuestro trabajo del día a día. Cabe recordar que operar en el mercado es considerado `de riesgo´, como así también poco saludable si uno no se ejercita y adopta buenos hábitos. Hechas las salvedades, cabe introducirnos en la acción que a más de uno le ha dado dolores de cabeza esta semana, o tal vez grandes alegrías si está “del lado oscuro”. Pero sin dudas, los actuales ejecutivos de Banco Santander serán recordados por haberle hecho “un feo” a los inversores minoritarios.

Ya una vez escribimos “olvídate del rally de navidad, prepárate para el crash de enero” y “¿qué es lo que sucede cuando una empresa cotizada va a dejar de pagar dividendo?”. Por suerte estas cosas las escribimos antes y -os lo juro- no por casualidad. En términos generales, sabemos que no estamos saliendo de la crisis, sino entrando en su segunda etapa. Por suerte la final, pero será brava.

Desde hace tiempo hemos dicho que varias acciones deberían dejar de pagar dividendo y que ello es normal en un mercado bajista.

Pues bien, la acción de Banco Santander dejará de pagar gran parte del dividendo que abonada y además una parte lo seguirá haciendo en especie y no en efectivo. Exactamente se anunció una rebaja del 66%. Es decir, se deja de pagar 2/3 del dividendo.

En razón de ello cabe apuntar que bastante barata la ha sacado la acción que sólo cayó un 10% en la apertura del viernes 9 de enero de 2015, día que debiera considerarse el “día de la traición al inversor” , así también está el “día del inversor” a secas.

Se sabía que el Santander no cumplía con el “ratio fully loaded” por lo que el mercado lo tendría que haber descontado mucho antes.

Pero como vivimos una etapa de mercado de alta complacencia, no ha sido posible. Y si bien esa alta complacencia es un síntoma de la psicología del conjunto de los inversores y por ende su propia culpa, también es cierto que la ampliación de capital propuesta de 7.500 millones de euros, ha sido repentina y además excluyente. La colocación se hará entre grandes inversores sin darle posibilidad al minorista de ampliar para que no se diluya su participación.

Por si fuera poco, suspendieron la cotización de Banco Santander a las a las 13.49 hs del jueves 8 de enero de 2015 dejando a los inversores (y especuladores) que estaban haciendo trading en la acción más líquida de España y una de las más líquidas de Europa, con perdón de la palabra, “con el culo al aire”.

Por supuesto, no a los que tomaron posiciones bajistas, entre los que seguro están los amigotes de varios de los Consejeros del Santander con toda seguridad y obviamente sin que se pueda probar nada, pero vamos, es de manual.

Una posición corta apalancada en CFDs hubiera generado una ganancia del 100% de un día para el otro y una posición larga apalancada en CFDs hubiera generado una pérdida del 100% del capital invertido o más dependiendo del apalancamiento de la cuenta de inversión utilizada.

A propósito, recomendamos hacer trading en Santander aquí (comience probando con una cuenta demo).

Nosotros habíamos enviado el siguiente gráfico con un análisis por ondas de Elliott a nuestros suscriptores al cierre del 7 de enero previendo un buen rebote del Ibex 35 y por ende de la acción del Santander. Lo vemos seguido en un gráfico de velas de 15 minutos cada una que contenía la indicación de la dirección que estimábamos:

Grafico del Ibex 35 al cierre del 7 de enero

Grafico del Ibex 35 al cierre del 7 de enero, en velas de 15 minutos

El resultado fue el esperado y después (sin saber siquiera que el Santander iba a ampliar capital) también era lógico pensar que acabado el rebote sobrevendría una onda bajista, que es la que se ha padecido el vienes 9 de enero (este artículo fue escrito antes del cierre semanal).

El siguiente es el gráfico que enviábamos a nuestros suscriptores premium con la idea de la caída y así sucedió.

Gráfico de la acción del Santander

Gráfico de la acción del Santander, velas de 5 minutos al 7 de enero de 2015

Puedes suscribirte a los informes de Bolsa de Madrid aquí por solo 49,99 (+iva por mes, sin compromiso de permanencia), y recibir tres veces por semana informes acerca de los posibles movimientos del Ibex 35 y de la acción de Banco Santander.

No hemos tenido ningún suscriptor que nos comentase que quedó enganchado al alza en Banco Santander, y es que el rebote ya a las  13.49 hs del jueves 8 de enero había superado el 50% de corrección de la caída previa y ese es un nivel actualmente límite para un rebote ya del Ibex 35 o del Santander.

No hace falta en un onda 2 esperar a un 61,8% de retroceso porque ese nivel es difícil de alcanzar en una tendencia de fondo como en la que estamos.

Además, como vimos en el siguiente gráfico de velas de 5 minutos (el que debe ver quién hace operativa intradía en la acción de Banco Santander) ya teníamos una divergencia bajista. Por lo tanto, lo recomendable, era ya estar bajista en ese momento de la suspensión de la cotización y no largos.

Pero es preocupante la traición a aquellos que hacen trading y le dan a la acción su liquidez, ya que quien estaba al alza (largo) en ese momento pretendiendo un poco más (lo que era posible) y haciendo trading con CFDs, perdió “como en la guerra”.

La ampliación ha sido bestial para desayunársela de una sola tacada. Es casi una mala praxis del Consejo del Santader y algo así, debería imponer al menos algunas dimisiones, aunque estoy seguro que ello no va a suceder.

Objetivos técnicos de la acción de Banco Santander

Creemos que a medio plazo seguiremos cayendo. Con una simple proyección en el gráfico de velas semanales (abajo) que abarca la subida desde 2012, el techo de 2014 y el actual giro, podemos decir que “como viene la mano” es razonable pensar que la onda en la que estamos se extenderá un 261,8% el recorrido de la primera caída. La semana que viene podríamos decir otra cosa, pero hoy la idea es esa.

Con esa proyección la acción podría caer a niveles de 3,638 euros por título, lo que nos llevaría a la zona de julio de 2012.

Eventualmente tendríamos un rebote pero con posterioridad podríamos seguir cayendo y hacerlo por debajo de los mínimos de 2012 y también por debajo de los mínimos de 2009 tal y como ya adelantamos en “Cómo deja Emilio Botín la acción de Banco Santander” en un artículo en septiembre de 2014 a pocos días del fallecimiento del entonces presidente del banco, sin dudas uno de los hombres más poderosos de España hasta su último suspiro.

Creemos que el suelo definitivo desde donde comenzar un nuevo mercado alcista estará en la zona de 2 euros por título tal vez en 2016 como poco y, mientras menos dividendo se pague, mejor, ya que el dividendo se descuenta del precio de la acción y no hay ninguna ventaja en recibir dividendos en un mercado bajista.

De momento en el gráfico de velas semanales prometido, vemos que estamos rompiendo canal y que la proyección de la caída es razonable. Nos inclinamos por el 261,8% antes que por un 161,8% en virtud de que la corrección (1-2) se llevó su buen tiempo y así se impone como primera posibilidad. Ocurrirá o no, pero este es nuestro mejor análisis de buena fe.

No te olvides y suscríbete gratis a Plaza Financiera aquí que tenemos un regalo de bienvenida para ti, si es que eres de los pocos que aun no formas parte de este proyecto.

Accion-Banco-Santander-proyecciones

Gráfico de la acción del Banco Santander, proyecciones de medio plazo | escala de velas semanales

Fernando Damián
Fernando Damián
Fernando Damián | Analista técnico de bolsa y divisas, especulador profesional en los mercados financieros y licenciado en derecho. Director de Plaza Financiera. Y lo más importante: Esposo de Solange y papá de Donatella.