Lingotes de plata

Sprott Silver Bars | Sprott Money

La inversión en plata reune a un público muy variado, que va desde traders que se especializan en este metal precioso y sus noticias operando intradía o a medio plazo, hasta encontrar verdaderos adoradores de este activo que a lo largo de la historia ha sido usado como moneda en períodos de tiempo más largos que el propio oro. En ciertos países como Estados Unidos, el atesoramiento de plata vía monedas y lingotes esta muy extendido y es parte de la cultura popular.

Vamos a tratar en este artículo varias cuestiones a tener en cuenta en el mundo de la plata y si nos olvidamos de algo importante, por favor aporta tu comentario para que completemos el artículo.

Antes de continuar, no olvides suscribirte aquí al newsletter gratuito de Plaza Financiera si aún no te encuentras suscrito. Se abrirá un formulario aquí mismo sin tener que abandonar esta página y sólo deberás escribir tu correo electrónico (y después confirmarlo mediante el correo que te llegará).

También aclaramos que no pretendemos crear la biblia de la inversión en plata, pero sí un compendio de conceptos objetivos y técnicas que usualmente están muy dispersos.

Abriremos las puertas a la preservación del capital ante posibles rebrotes inflacionarios “algún día ” y también al trading en plata vía los instrumentos más usuales.

Manipulación en el mercado de la plata

Vamos a comenzar por indicar que difícilmente haya un mercado más manipulado que el de la plata. Hay grandes bancos que están y han estado interesados en que la plata valga “muy poco”, con lo cual la plata esta en estado de constante infravaloración histórica frente a nuestras divisas de uso corriente y también respecto del oro.

Vale poner ejemplos históricos de lo que significa la plata a nivel de intercambio y valor.

La biblia dice que Judas traicionó a Jesús por 30 monedas de plata y si bien no hay menciones respecto de qué tipo de monedas eran, historiadores indican que las más usadas eran monedas de plata “de media onza”.

Un onza (oz) equivale 28,35 gramos

Por lo tanto, a precio de hoy de alrededor de 20 dólares por onza, Judas vendió a Jesús… ¿por menos de 300 dólares?. Se trata de menos de la mitad de un salario mínimo actual en España. Muy poco para el hijo de Dios.

Por otra parte, los soldados romanos cobraran en cierto momento de la historia del imperio una décima de onza de plata “al día”, un denario. Es decir, ¿alrededor de sólo dos dólares de hoy?.

También muy poco, ya que perfectamente podríamos equiparar el salario de un soldado romano a uno del personal militar de un ejercito de hoy. A su vez, cabe pensar en las condiciones en las que los soldados romanos hacían sus labores, en guerra casi permanente, conllevando incluso un plus.

También los trabajadores del campo (libres) con jornadas de “12 horas diarias” sin descansos semanales, cobraban un denario al día. Es casi una tercera parte de lo que se cobra “por hora” en la actualidad en los trabajos de más baja calificación.

Lo dicho no significa que la plata ahora es tan abundante que vale mucho menos que en la antigüedad, pues es todo lo contrario. Simplemente, esos ejemplos ponen de manifiesto que la plata está siendo manipulada artificialmente a la baja, sin estar valorada libremente por el mercado.

Relaciones entre el oro y la plata

Históricamente hubo una relación de abundancia de 7 a 1 entre la plata y el oro, pero hoy esa relación en el precio (no en las reservas) es de casi 10 veces más.

¿Qué ha sucedido? Pues todo lo contrario a lo que podamos imaginar. Algunos dicen que ya actualmente la plata es más escasa que el oro.

El metal amarillo tiene pocas aplicaciones industriales pero la plata tiene innumerables, lo que hace a que la plata “se gaste”, “se consuma” y que cada vez haya menos.

Ello debería haber hecho que su precio suba, pero es algo que las élites financieras parecen no querer. Incluso el gobierno que maneja la moneda de reserva mundial podría estar interesado en ello, en tanto que hay una gran tradición respecto de la plata que aun no han podido revertir en Estados Unidos.

JP Morgan suele tener miles y miles de contratos en posición corta (bajista) a veces por encima de las 150 millones de onzas. Ha solido tener muchas veces la posición corta más grande en la historia de las commodities, representando más del 30% de las operaciones abiertas en el mercado de la plata del COMEX. Otros siete bancos suelen estar cortos con otro tanto o más, “vendiendo” más de 325 millones de onzas que eventualmente deberían cubrir “comprando” esa cantidad de plata, que obviamente no existe.

Ello ya ha pasado algunas veces y ha generado grandes cierres de cortos (short squeeze).

Veremos unos párrafos más abajo esos cierres de cortos en un gráfico histórico de la plata, advirtiéndose las subidas del 3.700% del ´72 al ´80 y del 1.330% desde los ´90 hasta el máximo de 2011. La “inflación” no justificaba esos movimientos, sino los masivos cierres de posiciones bajistas como las antes indicadas en algunos tramos de pocos meses.

El consumo de plata

Desde la segunda guerra mundial a nuestros días, se ha consumido mucha más plata en aplicaciones industriales de la que se ha extraído de minas o se ha obtenido gracias al reciclaje.

Ello ha llevado a que de una estimación de 10 mil millones de onzas de plata en su momento, el mundo tenga hoy alrededor de mil millones de onzas, es decir sólo un 10%.

Gran parte de la plata “se ha consumido”, mientras que los inventarios de oro han aumentado.

Todas las minas de plata del mundo juntas, producen alrededor de 40 millones de onzas al año lo que se consume sólo en la demanda de monedas de plata (“eagles”) que en Estados Unidos compra una gran afición del atesoramiento de plata física.

Mucha gente piensa que en algún momento padeceremos un colapso económico, que el dólar no valdrá para nada y que sin monedas de oro o plata no se va a poder sobrevivir. Si ocurriese algo así, no se podría comprar alimentos con papeles sin valor a menos que se intercambie por otras cosas de valor “real” o haciendo trueque dentro de una economía en la que por un tiempo al menos, dejaría de tener valor la moneda sin respaldo o de simple curso legal coactivo de nuestro actual sistema.

En Estados Unidos hay muchos que vienen argumentando sobre este escenario catastrófico. Estamos hablando de un contexto de hiperinflación ante la impresión desmesurada de billetes que lleva a cabo la Reserva Federal pero que actualmente no está produciendo siquiera una inflación mínima, ya que la impresión de billetes es sólo una parte de lo que hace falta para que haya inflación.

Movimientos como “Audit The Fed“, “End the Fed” y algunos célebres “libertarios“, quieren acabar con el sistema de Reserva Federal y volver a un estándar de oro y plata.

Movimiento "End the Fed"

End the Fed Rally Cleveland 2009 | Nicholas Von Akron

Es famoso el varias veces candidato republicano en las primaras a la presidencia de los Estados Unidos Ron Paul, quien en repetidas ocasiones ha puesto a Bernanke contra las cuerdas. Paul es médico, pero político de toda la vida, muy instruido en cuestiones que hacen a la oferta monetaria y un estudioso de la propia historia de Estados Unidos.

En el siguiente vídeo vemos a Ron Paul dándole duro en 2011 a Ben Bernanke cuando éste era presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos. Si atendemos, vamos a darnos cuenta de por dónde van los tiros, ya que Bernanke llega a negar que el oro sea dinero cuando Paul le hace una pregunta muy directa sobre ese punto. Todos podríamos estar de acuerdo en que el oro (o la plata) no es una “divisa”, pero sí que es dinero y lo ha sido desde hace 5.000 años al menos.

Ante la incómoda pregunta para un banquero central creador de moneda sin valor intrínseco, Bernanke hace un silencio, revolea los ojos para buscar inspiración y después responde que el oro “no” es dinero a pesar de que los bancos centrales lo compran para atesorar, justificando que es “un activo” más”. Seguido, Paul insiste y pregunta ¿por qué la gente lo atesora? para que Bernanke responsa casi con un “no lo sé” para finalmente decir que la gente atesora oro simplemente “por tradición” (¿como si se tratara de coleccionar sellos?). Bernanke mintió, el oro y la plata son dinero.

Manipulación en el mercado de la plata

JP Morgan admitió públicamente que hace trading sobre una plata que no existe en varias comparecencias ante comisiones parlamentarias, llegando incluso a pagar multas por cobrar a sus clienes por almacenar plata y oro que realmente no almacenaban. Esto que llevaría a la cárcel por estafa a cualquiera, a JP Morgan le sale muy barato.

Nos aproximamos al precio de la plata y su cotización. El siguiente es un gráfico histórico de la plata desde principios de los ´70 cuando Richard Nixxon acabó con lo que quedaba del patrón oro en Estados Unidos para pasar a un sistema de emisión de dinero sin respaldo, o moneda “fiat”.

Sin embargo, la subida que vemos desde ese entonces hasta los 50 dólares en 1980 hoy equivalen a más de 140 ajustados sólo por el mentiroso IPC norteamericano, o a 440 dólares teniendo en cuenta datos más realistas. Ello indica que en 2011 cuando se volvió a una cotización de 50 dólares no estuvimos ni remotamente cerca de igualar en “valor real” al precio de la plata de 1980.

¿Por qué entonces la plata hoy vale menos a pesar de la inflación acumulada y a pesar de ser mucho más escasa que en ese entonces?

Gráfico histórico de la plata

Gráfico histórico de la plata | Chart courtesy of stockcharts.com

La plata es el metal más infravalorado de la historia de la humanidad, lo que por otra parte no quiere decir que vaya a subir de precio pronto. No estamos haciendo un alegato para que correr a comprar plata, sólo estamos presentando de datos.

Reservas de plata

Actualmente, la minería obtiene anualmente 10 onzas de plata por cada onza de oro lo que de por sí también aporta datos sobre lo que debería valer un metal y otro (un 10 a 1). Pero por si fuera poco, casi la totalidad de la plata se consume mientras casi la totalidad del oro, se atesora. Ello debería bajar el ratio (ya veremos lo que es) considerablemente.

También hay una relación de 7 a 1 respecto de lo que se invierte en oro en el mercado financiero, y de lo que se invierte en plata.

Por su parte, en los años ´50 se estimaban reservas de plata por 10 mil millones de onzas, pero en los ´80 llegó a estimarse sólo 3 mil quinientas. Hoy en cambio, se estiman 500 mil onzas.

Es un desplome de las reservas superior al 90% que el precio no ha recogido, ya que al revés de lo que las leyes del mercado sugerirían, la plata vale en términos reales 20 veces menos que en 1980.

En cuanto al oro, en los años ´50 se estimaban reservas por mil millones de onzas y actualmente, de siete mil millones. Siete veces más.

Todo lo dicho lleva contrariamente a lo que se cree, a que la plata es más rara que el oro aun sin que ello esté descontado en el precio. De hecho, tu no estas creyendo lo que estás leyendo ahora mismo aunque no sepas por qué.

Si además tenemos en cuenta que el recurso es más escaso pero la población mundial más que se ha duplicado en los últimos 35 años, que el PBI global se ha multiplicado por siete y que China (con un cuarto de la población mundial) ha pasado de ser  la 11va potencia a casi disputar el primer lugar con Estados Unidos  y es demandante de metales preciosos, pues la manipulación en el mercado de la plata dista mucho de ser una teoría conspirativa.

Se calcula que solo en los ´90 se consumió el 10% de las reservas mundiales de plata.

Con consumir nos referimos a su utilización por ejemplo, en la fabricación de móviles o paneles solares, siendo esas sólo algunas de “miles” de aplicaciones industriales de la plata.

Se calcula que hay un déficit de entre el 15% y el 20% entre producción de plata y su consumo en aplicaciones industriales.

Comprar plata en lingotes o monedas

Algunos vaticinan que “algún día” la plata valdrá más que el oro, aunque también hay que decir que su precio en el mercado financiero podría estar manipulado por años o décadas y que nosotros jamás lleguemos a ver cosa semejante.

Más allá de esto último, acumular plata física en lingotes o monedas puede llegar a ser una bonita “afición familiar” para que algún día, una generación futura funde una “dinastía“.

Es decir, para pasar los lingotes de generación en generación hasta que llegue ese momento en el que la inversión en plata de sus frutos y la asunción de costes (que ahora veremos) haya valido la pena.

La compra de plata física es muy interesante pero presenta desventajas.

Vemos una captura de imagen de un sitio web que vende lingotes de oro y plata en España e inmediatamente observamos que a la compra-venta de plata se le aplica IVA, cosa que al oro no (estando exento, de momento).

Además, en la compra venta de plata hay una horquilla gigante entre la compra y la venta.

En el ejemplo, un kilo de plata a estas fechas se vende a 605 euros y se recompra por esta empresa que hace a las veces de creador de mercado por sólo 453 euros. Es una exageración criminal de horquilla del 33% del valor de la unidad. Esto tendría que estar regulado para evitar abusos.

comprar lingotes de plata en España

Por ello, si se tiene previsto invertir en plata física comprando lingotes o monedas hay que tener en cuenta que no es una inversión para el corto plazo. Formará parte del tesoro familiar y será un resguardo por si algún día el dinero pierde valor.

Ningún país está exento de padecer una hiperinflación que volatilice los ahorros personales en un sistema de emisión de moneda sin reservas, pero actualmente muchos países llamados desarrollados están entrando en todo lo contrario, en una “deflación“.

En comparación, un kilo de oro físico en la misma empresa de compra y venta y el mismo día en el que escribimos este artículo, tiene una comercialización muy distinta. Un kilo de plata lo vimos en 605 euros y un kilo de oro lo vemos ahora 36.200 euros, pero sin IVA y con una horquilla entre compra-venta mucho menor, de sólo un 8,64%.

Con estos valores tenemos un ratio actual de 59,83 veces en la compra de lingotes, por debajo de lo que veremos en el mercado de instrumentos financieros (actualmente en 73). Es decir, un kilo de oro físico equivale a 59 kilos de plata, lo que es ridículo al haberse analizado existencias, producción y consumo en la actualidad.

comprar lingotes de oro en España

Ratio oro-plata (GOLD/SILVER ratio)

Con lo que ya sabemos podemos entrar en sutilizas, como por ejemplo cómo saber si la plata está sobrevalorada o infravalorada en el mundo financiero respecto del oro y más allá de todo lo dicho respecto de reservas, etc.

Una de esas formas es ver el GOLD/SILVER Ratio, que nos dirá cuántas veces está contenido el precio de la plata en el precio del oro.

Como vemos en el siguiente gráfico, destaca abajo en 1980 en el máximo histórico real de la plata que la especulación hizo que se llegue a un ratio de 16:1. Es decir, se podía comprar 16 onzas de plata por una de oro que debería ser lo normal.

Pero en relación al histórico del precio de las últimas décadas, puede decirse que allí la plata estaba cara en relación al oro aunque en un futuro podría estarlo mucho más hasta alcanzar, según algunos… un ratio 1:1 o incluso superando en precio al oro.

Pero a esta fecha con una onza de oro por los 1150 dólares y una de plata por 17, estamos en un ratio de 73:1.

Es decir, hoy la plata en el mercado vale 4,5 veces menos de lo que valía en 1980 en el máximo histórico, por ende, está barata en “términos relativos”. Ello no significa que pueda estar más barata ya que viendo el gráfico sabemos que ha llegado a haber un ratio de 98:1.

Insisto en que no estamos haciendo apología de la compra de plata aunque todo esto caliente la cabeza, ni siquiera habiendo comenzado a hablar de instrumentos financieros para poder hacerlo mucho más fácil.

Es probable que la plata llegue a estar -si bien más cara a medio plazo-, mucho más barata a largo plazo si se acentúan las fuerzas deflacionarias en los próximos años.

No consideramos que la plata sea un activo refugio si va a haber una crisis defalcionaria, más allá de rebotes del precio en algunos intervalos de tiempo cortos o largos.

Ratio gold-silver histórico

Ratio gold-silver histórico de 46 años | Chart courtesy of stockcharts.com

Compra y venta de plata mediante instrumentos financieros

El ETF iShares Silver Trust

El SLV es la denominación corta del iShares Silver Trust, un ETF (fondo cotizado en bolsa y en este caso en el NYSE) que funciona adquiriendo parte de su capital en plata física, acumulándola. Sin embargo no todo el capital está en plata, ya que gran parte está en liquidez.

Es para la mayoría la mejor forma de apostar al alza en la plata, sin recurrir a derivados. Con él tendremos una exposición 1 a 1, es decir, sin apalancamiento y sin tener que depositar “garantías” que habría que incrementar si el precio no va para donde nosotros queremos. Compraremos y cerraremos la posición como se hace en una acción.

Se podrá mantener la posición con pérdidas sin problemas, apostando a medio o largo plazo. Y salvo una estafa que involucre al fondo y provoque su liquidación forzosa, el dinero estará seguro porque la plata es una commoditie necesaria, de tradición de miles de años y no es una empresa que puede quebrar.

Obviamente no  hay dividendos ni nada por el estilo. El precio de la plata solo depende de lo que se quiera pagar por ella y otro esté dispuesto a pagar.

Lleva a una facilidad para el inversor minoritario que hasta hace unos años no existía. Antes, para adquirir plata se debía recurrir a instrumentos derivados, peligrosos para los que no tienen experiencia y que hacía muy difícil el invertir en plata.

Aquí vemos un gráfico en el que hemos superpuesto la cotización del SLV con la del futuro continuo de la plata, para verificar que van a la par casi a la perfección. A veces hay ligeras diferencias, pero parecen corregirse pronto. Es algo que no pasa por ejemplo entre el precio del oro y el GLD, el ETF más conocido del oro.

$SILVER

$SILVER | Charto courtesy of stockcharts.com

Especulación en plata mediante CFDs

Invertir es una cosa y especular es otra. La especulación mediante CFDs (contratos por diferencias) es también muy accesible a los inversores minoritarios con ventajas e inconvenientes.

Las ventajas son en primer lugar una espectacular agilidad para comprar y vender mediante las plataformas que distintos brokers ofrecen como Avatrade, Markets, Plus500, eToro y otros.

Asimismo, se puede invertir con pequeñas cantidades cuando antaño había que comprar un contrato de futuro de plata y poner garantías importantes sobre la mesa.

Pero hay que tener cuidado, ya que en todo momento hay que estar cubriendo las garantías. El broker permite comprar plata sólo depositando un 10% o a veces menos, pero ello no significa que estamos apostando esa cantidad ya que en realidad estamos apostando el 100% del nominal que compramos o vendemos sólo con un 10%. Ello lleva a tener que tomar precauciones utilizando un apalancamiento razonable que no ponga en riesgo la cuenta de inversión ante cualquier variación brusca del mercado en sentido contrario de nuestra apuesta.

Será obligatorio saber qué se pretende al entrar en mercado, fijando límites de beneficio y cuánto se está dispuesto a perder fijando límites de pérdida.

Hay que tener experiencia para utilizar CFDs y disciplina, siendo aconsejable su utilización a corto plazo e incluso no más allá del intradía. No son instrumentos recomendables para operar a medio o largo plazo.

Posicionarse al alza o a la baja con ETFs apalancados

Sin recurrir a derivados pero utilizando apalancamiento, hay una serie de empresas gestoras de estos fondos cotizados en bolsa que ofrecen apalancarse x2 y x3.Es decir, un 200% o un 300%.

La  mayoría darán ese poder sobre el porcentaje de variación diaria, aplicando comisiones y costes varios. Ello imposibilitará que haya una correlación exacta entre el precio de la plata y el del ETF o ETN (puedes ver aquí las diferencias entre un ETF y un ETN).

Para poner un ejemplo vamos a ver un gráfico de un año de cotización del SLV en blanco al que ya nos referimos, junto al AGQ Pro Shares Ultra Silver que es un apalancado x2 y el USLV VelocityShares 3x Long Silver que es un ETN que da un apalancamiento x3.

Vemos que casi se mueven igual, pero dando el doble o el triple del movimiento del subyacente cuando suben o cuando bajan. Sin embargo puede haber días en el que no hay una correspondencia exacta ni mucho menos. Un día el SLV puede subir un 2% y el AGQ un 3,7% sin llegar al 4%, y el USLV un 5,4% sin llegar al 6%. Es algo que a veces se ajusta y depende en mayor medida del costo que tienen los instrumentos con los que se cubre el fondo, que a veces son más caros y otras veces muy baratos en atención a las expectativas y la volatilidad.

SLV AGQ y USLV

SLV, AGQ y USLV | Chato courtesy of stockcharts.com

Para estar bajista en la plata hay otros tantos ETFs o ETNs. No vamos a suplirte el googlear para saber de todos ellos pero sí recomendamos leer los prospectos de cada instrumento antes de operar en ellos.

Vamos a citar algunos ejemplos para ver sus propiedades y beneficios.

Tenemos por ejemplo al DSLV VelocityShares 3x Inverse Silver ETN que como su nombre indica da el triple del movimiento del subyacente. Los ETFs o ETNs bajistas suelen tener la denominación “bear” (oso) o “inverse” (inverso) en su nombre.

Los ETFs inversos son espectaculares, siempre que se acierte la dirección del mercado claro, porque posibilitan ganar estando a la baja como si se estuviera al alza.

¿A la baja cuánto se puede ganar? No más del 100% si algo cae a cero ¿verdad?, pero con un inverso que sube cuando el subyacente cae, se puede ganar mucho más si hay un movimiento importante.Si la plata cayese un 50%, posiblemente ganemos mucho más del 150%.

Lo vemos con un ejemplo al comparar el precio de la plata con el DSLV en un tramo de comportamiento bajista del metal. Es como un espejo, si la plata cae el inverso sube y al revés.

En este caso apuntamos que la plata cayó un 29% entre julio y noviembre de 2014 mientras el DSLV VelocityShares 3x Inverse Silver no se multiplicó por tres sino que al subir lo hizo “por más de cinco“. Ello se debe a que mientras que la plata cae, cae en precio menos si cae “el mismo porcentaje” al hacerlo sobre un precio cada vez “menor”. Al alza ante un mismo porcentaje de cambio diarao sobre una cifra cada vez mayor logra “un efecto multiplicador”. Muy bonito “siempre que se acierte”.

SLV vs DSLV |Chart courtesy of stockcharts.com

SLV vs DSLV |Chart courtesy of stockcharts.com

Si ponemos un ejemplo de pérdidas por no acertar la dirección del mercado, vemos que en una época en la que la plata subió un 20%, el DSLV perdió algo más del 50%.

No llegó al 60% (lo que sería una pérdida multiplicada por tres), pero si lo decimos de otra forma se va a entender que es mucho: un movimiento que nos hubiera hecho perder un quinto de nuestro capital si no utilizábamos un instrumento apalancado, nos hace perder en realidad la mitad de lo apostado, con lo que para recuperar hace falta una gran operación del 100% de beneficio.

Conclusión

De la plata se suele decir que muestra el “espíritu animal del mercado“, es especulación pura.

Algunas de las cosas que hemos dicho sobre su infravaloración histórica actual no son secretos. Por ello muchos creen que en algún momento se puede ganar mucho con la plata y ello es cierto. Pero en operaciones a corto o medio plazo, hay que saber que es posible ganar tanto al alza como a la baja.

Para ello es muy interesante seguir ciertas encuestas de sentimiento sobre el oro y la plata.

Cuando hay muchas posiciones bajistas en la plata y las encuestas muestran un sentimiento negativo extremo, es buen momento para comprar a medio plazo. Usualmente se formará un suelo relativamente pronto y habrá un rebote importante.

Hay algunos servicios como éste que analizan tres veces por semana el oro y la plata que incorporan las encuestas de sentimiento.

Por separado esas encuestas son un material muy valioso y muy costoso, ya que al ser datos tan preciados  pues cuestan lo que valen. Pero este servicio es muy accesible y las incorpora gracias a algunos convenios entre la empresa de análisis y los generadores de encuestas, evitándonos los costos de suscripción a las encuestas.

Cuando ha habido por lo general 5% o 6% de alcistas solamente (y el resto siendo evidentemente bajistas), se han formado suelos. Algunos suelos muy importantes se han formado incluso con menos porcentaje de alcistas.

Por su parte, cuando ha habido entre 91% y 96% de alcistas, es decir lo contrario, se han formado techos y giros pronunciados. Toda esa información con más un buen análisis técnico, lleva a buenos posicionamientos tanto alcistas en el primer caso como bajistas en el segundo.

Por otra parte, en el futuro cabe plantearse comprar plata física, pero para hacérsela heredar a nuestros hijos dentro de muchos años o por las dudas si se llega a padecer una hiperinflación, de lo que ningún país que emita moneda sin respaldo está exento aunque nosotros tal vez vamos a estar padeciendo una deflación a la japonesa por un buen tiempo.

No considero al oro o a la plata activos refugio en estos momentos y me atrevo a decir con mucha convicción que no lo serán hasta que acabe esta crisis deflacionaria o por lo menos se haga suelo a nivel valoraciones.

Habrá que esperar ese momento en el que nadie quiera comprar metales preciosos, tal vez dentro de muchos años (y a pesar de rebotes que nos pueda llevar cerca de los máximos históricos).

Aún no tenemos ese punto al cual no bajaremos nunca más.

En todo ese tiempo, la plata puede caer y subir. Corregir, rebotar, darse la vuelta, etc. Pero desde 2011 estamos en un mercado bajista de la plata y lo estaremos -a pesar, insisto, de cualquier rebote- por unos cuantos años más.

Los mercados bajistas en commodities y especialmente en metales preciosos han solido durar 20 años en promedio en el último siglo y medio, que contuvo mercados alcistas (que duraron en promedio 10 años), como mercados bajistas alternativamente.

Han quedado muchas cosas por hablar, pero quien no sabía nada sobre la plata ahora sabe bastante.

Por favor, recompensa mi esfuerzo dejando un comentario en esta página y comparte el artículo si te ha gustado.

Y si crees que aquí falta algo, también deja un comentario que lo tendré en cuenta para agregar algún título más si lo considero importante.

Adiós “plateros”, gracias por haberme leído.

Gráfico de la plata en tiempo real

Puedes revisar aquí el gráfico de la plata en tiempo real, dibujar, trazar líneas, etc. Te cuento además que seguimos al oro y a la plata todas las semanas en nuestro informe de ETFs.


Fernando Damián
Fernando Damián
Fernando Damián | Analista técnico de bolsa y divisas, especulador profesional en los mercados financieros y licenciado en derecho. Director de Plaza Financiera. Y lo más importante: Esposo de Solange y papá de Donatella.