La Fed constata una ralentización temporal de la economía de EEUU en los meses de invierno

Federal Reserve

Federal Reserve | Chris Yunker

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha alertado de que el crecimiento económico y el empleo se ralentizaron en los meses de invierno, debido principalmente a factores temporales, y mantiene su mensaje sobre la evolución futura de la política monetaria, en el que no se descarta una subida de los tipos de interés en junio.

“La información recibida de la reunión de FOMC en marzo sugiere que el crecimiento económico se ralentizó durante los meses de inviernos, reflejando en parte factores transitorios. El ritmo de mejora del empleo se moderó y la tasa de paro se mantuvo estable”, señala en un comunicado.

Además, destaca que el gasto de los hogares ha descendido, mientras que sus ingresos reales aumentaron con fuerza, gracias en parte a la bajada de los precios del petróleo, y la confianza de los consumidores sigue siendo elevada.

Por su parte, la inversión fija empresarial se debilitó, la recuperación del sector inmobiliario sigue siendo lenta y las exportaciones descendieron.

En el caso de la inflación, reconoce que sigue muy por debajo del objetivo del 2%, en parte por los recientes descensos del precio de la energía y las importaciones no energéticas, mientras que la expectativas de inflación se mantienen estables.

Sin embargo, añade que, aunque el crecimiento de la producción y el empleo se ralentizó en el primer trimestre, el Comité sigue esperando que, con una apropiada política acomodaticia la actividad económica se expanderá a ritmo moderado, al mismo tiempo que los indicadores seguirán avanzando a niveles coherentes con su mandato.

La Fed cree que los riesgos para la perspectiva de la actividad económica y el mercado laboral están “prácticamente equilibrados”, y cree que la inflación regresará de forma gradual a su objetivo del 2% a medida que mejore el mercado laboral y desaparezcan los efectos transitorios de la bajada del precio de la energía y de las importaciones. “El Comité sigue vigilando de cerca la evolución de la inflación”, agrega.

Mantiene los tipos

En este contexto, la institución presidida por Janet Yellen ha decidido mantener una vez más los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25%, una decisión que se ha aprobado por unanimidad.

La institución presidida por Janet Yellen reitera que para determinar cuánto tiempo se mantendrán en este mínimo histórico, el comité evaluará los progresos, tanto logrados como previstos, para alcanzar sus objetivos del máximo empleo y una inflación del 2%.

En este sentido, remarca que será apropiado elevar los tipos de interés cuando se hayan visto nuevas mejoras en el mercado laboral y tenga una “certeza razonable” de que la inflación volverá a su objetivo del 2% en el medio plazo.

Aún así, añade que incluso después de que el desempleo y la inflación se sitúen cerca de los niveles coherentes con su mandato, “las condiciones económicas podrían, durante un tiempo, garantizar que los tipos de interés se mantengan por debajo de los niveles que la institución considera normales en el largo plazo”.

Por otro lado, la Fed confirma que seguirá reinvirtiendo los beneficios obtenidos al vencimiento de los valores adquiridos con anterioridad, lo que, en su opinión, debería mantener unas condiciones financieras acomodaticias.