El 9,3% de los trabajadores en España son extranjeros, frente al 10,1% de 2007

Trabajador extranjero   El 9,3% de los trabajadores son extranjeros, porcentaje inferior al 10,1% de 2007, previo a la crisis económica, según un estudio elaborado por Randstad, en el que se pone de manifiesto también que sólo en Andalucía, País Vasco, Asturias y Extremadura ha aumentado el peso de los trabajadores foráneos sobre el total en estos últimos años.

En términos absolutos, más de 354.000 procesionales nacidos fuera de España han dejado de estar afiliados a la Seguridad Social en los últimos ocho años, con una caída del 18,4%.

Este porcentaje varía en función de la región en la que se ubique el profesional. De esta manera, Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana, son aquellas en las que más ha descendido el número de empleados extranjeros, con 100.140, 81.857 y 64.444 personas menos, respectivamente.

En el lado opuesto se encuentran Andalucía y País Vasco, con 13.377 y 4.640 personas más. En Asturias y Extremadura, las otras dos regiones donde ha aumentado su peso el mercado laboral en este periodo, han experimentado una caída menos pronunciada que en el resto de comunidades, con 564 y 700 empleados extranjeros menos.

Los servicios, donde menos descienden

Por otra parte, los empleados extranjeros han registrado descensos en todos los sectores productivos, si bien en el caso de la construcción esta caída ha alcanzado los dos tercios (-62,2%) desde 2009 –primer año en que se dispone de datos desagregados por sectores–, pese al cambio de tendencia experimentado en marzo de este año, el mejor mes en términos de afiliación extranjera desde noviembre de 2012.

La industria, por su parte, ha experimentado el segundo descenso más pronunciado, con una caída del 28,6%, lo que ha supuesto que haya 42.300 trabajadores menos que hace seis años. Le sigue el sector agrario, donde se ha reducido el volumen de empleados en un 19,8%.

Por último, es el sector servicios en el que se ha registrado el menor descenso, con una caída del 2,6%. De esta forma, actualmente el sector servicios ocupa al 74% de los trabajadores extranjeros, un porcentaje que situaba en el 64% en 2009.

Por edades, los extranjeros menores de 25 años representaban el 12,2% del total de los trabajadores en 2007, tasa que ha descendido en 2015, hasta el 13,8%. Y es que, si bien los empleados extranjeros menores de 25 años han reducido su ocupación en cifras absolutas (-112.000 trabajadores), su peso en el mercado laboral ha aumentado. El informe precisa que esto se debe a que su descenso ha sido menos pronunciado que el del resto de trabajadores menores de 25 años.

En cuanto a los mayores de 55 años, es la única franja de edad que ha incrementado el número de trabajadores extranjeros en términos absolutos, pero, además, su peso en el mercado laboral ha ascendido desde el 3,3% hasta el 4,2%.