Brufau afirma que Europa y España no se pueden conformar con crecer un 3% y se debe apostar por la industria

Antonio Brufau

Antonio Brufau | Foto: Presidencia Perú

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha asegurado que Europa y España no se pueden conformar con crecimientos del 2% o del 3% y ha afirmado que se debe “apostar por un crecimiento de la industria muy fuerte” para que recupere el peso que ha perdido en los últimos años.

“Europa está bien, pero podría estar mejor. No se puede conformar con crecimientos del 2% ya que así no se genera empleo, riqueza, ni nada. Ni España se puede conformar con un 3%, que está muy bien”, señaló Brufau en su participación en el Debate Miradas Cruzadas ‘Cultura de Empresa y Economía Global’ organizado por Diálogo, Asociación de Amistad Hispano-Francesa.

Brufau, que participó en el foro junto al presidente director general de Saint-Gobain, Pierre-André de Chalendar, compartió con el directivo francés el peso en la recuperación económica de factores como los bajos tipos de interés que hay actualmente, la política del Banco Central Europeo (BCE) o el bajo precio del petróleo y del gas, que auguró que volverán “a una situación de normalidad”.

De esta manera, el presidente de Repsol insistió en que es necesario apostar por un crecimiento “muy fuerte” de la industria, ya que si no es así a Europa “le costará mucho levantarse”.

“Sí que es verdad que ahora vamos a reactivar un poco el consumo y la exportación, pero una crisis de Grecia nos está poniendo a todos en situación de riesgo y esto no es sostenible”, añadió al respecto.

Por otra parte, Brufau destacó la importancia en las empresas de la existencia de “contrabalances de poder” al frente de ellas. “El contrabalance de poder es por una parte el consejo y por otro el máximo ejecutivo”, dijo.

A este respecto, afirmó que Repsol ha apostado ahora por un modelo “un poco diferente” al que impera en la mayoría del empresariado español, con la aprobación en la próxima Junta de accionistas, después de 10 años en los que en su figura se mantuvo “una unidad de mando muy fuerte”, de una separación de funciones con el nombramiento de un consejero delegado, en la figura de Josu Jon Imaz.

“Ahora hemos replanteado la situación, hemos mejorado mucho la calidad de nuestros activos, incorporado y transformado la compañía a través de la compra de Talisman, y ahora es el momento de planificar los próximos 15 años, y esto no lo puede hacer un señor de 67, un servidor, sino lo tiene que hacer una persona joven, con capacidades, un líder nato, que de alguna forma cambia la compañía, porque lo que queremos de alguna forma es transformar la compañía”, indicó.

Así, aseguró que, cuando se empezó a pensar en transformar la compañía a través de “una adquisición importante”, también se buscó transformar el equipo directivo con una figura no ejecutiva que presida el consejo de administración y “nombrando una persona de 50 años que dentro de 15 años podrá continuar liderando la compañía en esta fase de transformación”.

Trasladar los valores

Durante el acto, ambos directivos destacaron la importancia de que los valores internos se trasladen a todos los países donde las multinacionales operan.

Así, Chalendar, que incidió en el peso de valores como el respeto, lealtad, solidaridad o integridad, subrayó la importancia de que todos los miembros de las compañías “conozcan los valores y que los expresen más”.

A este respecto, Brufau consideró fundamental que los valores se trasladen “allá donde las empresas operan”. “Los principios tienen que ser exactamente los mismos. Las fortalezas pueden ser distintas, pero no se puede jugar con la imagen de la empresa y con lo que la empresa pretende ser a lo largo de todo el mundo”.

En lo que respecta a los motivos que condicionan la inversión en un país u otro, el presidente de Repsol resaltó la seguridad jurídica, seguida de las oportunidades tecnológicas o de encontrar talento.

Por su parte, Chalendar calificó de imprescindible que los países de destino, además de tener un fuerte crecimiento, permitan hacer negocio aplicando los valores de la compañía.