El Banco de España constata el dinamismo del consumo, la inversión y el empleo al inicio de 2015

Banco de España

Banco de España | Nao Chan

El Banco de España ha constatado el dinamismo en el consumo privado, la inversión empresarial y el empleo, que siguieron mostrando un “comportamiento favorable” en los tres primeros meses de 2015.

Así lo señala el Banco de España en su último boletín económico, donde asegura que los indicadores más recientes del consumo privado apuntan a un “mantenimiento del dinamismo” que esta variable mostró a finales de 2014.

La inversión empresarial, por su parte, mostró un “tono positivo” en los primeros meses de 2015, mientras que se mantuvo la recuperación de la inversión residencial que comenzó el año anterior.

El Banco de España observa también un comportamiento dinámico en el gasto de los hogares en el periodo más reciente gracias al dinamismo del empleo y la mejora de los condicionantes de naturaleza financiera de los últimos meses.

Además, asegura que los indicadores cualitativos referidos a la industria siguieron aumentado a lo largo del primer trimestre, igual que los de los servicios de mercado, que mostraron un repunte en los primeros meses del año. En la construcción, los datos más recientes también apuntan a una continuación de la mejora de la actividad del sector.

Por otro lado, el supervisor asegura que, en el periodo analizado, continuaron bajando los costes de financiación, lo que contribuyó a la expansión del volumen de nuevas operaciones crediticias de menos de un millón de euros. Sin embargo, las operaciones superiores a es cifra experimentaron un ligero descenso en febrero.

Asimismo, las exportaciones volvieron a crecer en el segundo mes del año tras el descenso de enero y las importaciones, que también habían caído levemente en el primer mes del año, se aceleraron en el segundo un 6,8%, en línea con lo observado en el último trimestre de 2014.

El empleo, por su parte, siguió mostrando un “comportamiento favorable” con un aumento intertrimestral de la ocupación en el primer trimestre en términos desestacionalizados y con creación de empleo de forma generalizada por ramas de actividad.

Mayor dinamismo de la contratación temporal

Por tipo de contrato, el Banco de España constata un aceleración de asalariados con contrato indefinido entre enero y marzo, aunque también afirma que se mantuvo el mayor dinamismo de la contratación temporal.

Sobre los salarios, observa un incremento salarial en los primeros meses porque muchos asalariados tienen un convenio firmado en ejercicios anteriores. Además, según la información de las grandes empresas, la retribución media subió un 0,9% en enero y febrero, aunque esto se explicaría por un factor de naturaleza transitoria ligado a la recuperación de una cuarta parte de la extra de 2012 por parte de las empresas públicas.

En cuanto a los precios, el banco emisor repasa la moderación del ritmo de caída del IPC en los primeros meses de 2015 y se refiere también a las presiones inflacionistas futuras al asegurar que los componentes no energéticos de los índices de precios de bienes industriales, tanto de producción nacional como importados, mostraron cierta aceleración.

La información de abril de la zona euro no es tan positiva

En la zona euro, el Banco de España asegura que la información más reciente confirma la “moderada aceleración” del ritmo de crecimiento en el primer trimestre, aunque advierte de que la información parcial correspondiente a abril no es tan positiva.

En cuanto a los mercados financieros internacionales, el Banco de España asegura que su tono en el último mes fue “positivo”, caracterizado por un mayor apetito por el riesgo y una menor volatilidad, gracias también al programa de compra de activos del Banco Central Europeo (BCE) y a pesar de que la incertidumbre sobre Grecia se hizo notar “tenuemente” en algunos segmentos de los mercados europeos.