El déficit por cuenta corriente se reduce un 80,8% hasta mayo y se sitúa en 900 millones

Banco de España

Banco de España. | Plaza Financiera

La balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un déficit de 900 millones de euros en los cinco primeros meses del año, cifra inferior en un 80,8% a la del mismo periodo de 2014 (4.700 millones de euros), según los datos facilitados este viernes por el Banco de España.

Este resultado es consecuencia, principalmente, del mayor superávit de la balanza de bienes y servicios, que se incrementó un 26,7%, hasta los 9.000 millones de euros, y del descenso en un 17,6% del déficit de la balanza de rentas, hasta los 9.800 millones de euros.

En la balanza de turismo y viajes, el superávit alcanzado hasta mayo ascendió a 11.400 millones de euros, ligeramente por debajo de los 11.500 millones del mismo periodo de 2014.

La cuenta de capital registró, por su parte, un superávit de 2.500 millones de euros, frente al saldo positivo de 2.800 millones de euros de un año antes.

El saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, que determina la capacidad o necesidad de financiación de la economía, fue positivo hasta mayo y se situó en 1.600 millones de euros, frente al déficit de 2.000 millones de euros del mismo periodo de 2014.

En los últimos doce meses, hasta mayo de 2015, la capacidad de financiación de la economía alcanzó los 16.400 millones de euros, por encima de los 12.900 millones de euros acumulados en el conjunto de 2014.

Superávit de 1.200 millones en mayo

En mayo, la balanza por cuenta corriente registró un superávit de 1.200 millones de euros, en contraste con el déficit de 300 millones de euros del mismo mes de 2014.

Según el Banco de España, esta evolución fue resultado de la mejora en los saldos de sus componentes más importantes. Así, el superávit de bienes y servicios se amplió hasta los 3.100 millones de euros, frente a los 2.700 millones de euros de un año antes, en tanto que la balanza de rentas recortó su déficit hasta los 1.900 millones de euros.

La cuenta financiera de todos los sectores, excluido el Banco de España, registró en mayo salidas netas por valor de 2.100 millones de euros, frente a las entradas de 7.500 millones de euros del mismo mes de 2014.

En el acumulado de los cinco primeros meses, la cuenta financiera refleja salidas netas por valor de 7.800 millones de euros, la mitad que las salidas de 14.300 millones de euros registradas en el periodo enero-mayo de 2014.