Guindos es optimista y no descarta revisar al alza la previsión de crecimiento del 2%

Luis De Guindos

Luis De Guindos | World Economic Forum

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, no descarta que el próximo mes de abril se revise al alza la previsión de crecimiento económico del 2% proyectada por el Gobierno para este año.

“La revisión tendrá lugar en abril. Soy optimista”, ha respondido este jueves el ministro al ser preguntado por si la modificación de la previsión será al alza.

En declaraciones a Capital Radio recogidas por Europa Press, Guindos ha subrayado que la economía española está mostrando ya en este primer trimestre una “velocidad de crucero” superior al 2% y ha recordado que el Ejecutivo realizó sus previsiones macroeconómicas antes de la caída del precio del petróleo.

“El petróleo es un viento de cola para la economía española, también la depreciación del euro, pero tenemos algunos vientos de cara, como los riesgos geopolíticos, la situación de Rusia y el menor crecimiento en Europa”, ha explicado el ministro.

Guindos ha afirmado que “es importante” ser “prudente” en las proyecciones económicas y que después “la realidad supere las proyecciones”, pues eso permite generar confianza. “Lo peor que se puede hacer en esta vida es generar falsas expectativas”, ha advertido.

“Escenario de libro”

El ministro ha señalado que, observando los fundamentos “sólidos” de la economía española, cualquier analista “objetivo” diría ahora que la economía española “va a tener dos o tres años de crecimiento próximo al potencial, en el entorno del 2,5%-3%”, con creación de empleo y con el sector exterior aportando y una inflación reducida.

“Es un escenario de libro, positivo, pero siempre existen riesgos, riesgos internacionales y también a nadie se le oculta que este año es complejo desde el punto de vista electoral. El Gobierno, sin embargo, está convencido de que va a mantener el rumbo, quedan todavía reformas por hacer y lo mejor para tener un buen resultado electoral es afianzar la recuperación de la economía española”, ha subrayado.

El ministro ha asegurado que tener un IPC negativo como consecuencia de la caída del precio del petróleo es “lo lógico” y es “muy bueno” para la economía española, pues tiene su reflejo, además de en los precios de consumo, en la balanza de pagos. De hecho, Guindos ha asegurado que el abaratamiento del crudo va a permitir a España ahorrarse entre 10.000 y 12.000 millones de euros.

En este sentido, afirmó que si la caída de la inflación se debe a un descenso del precio del petróleo, prefiere tener “un IPC del -2% a tener un IPC del -1%”, y descartó que haya una deflación estructural. Así, atribuyó el descenso de los precios, además de a la caída del crudo, a una demanda “muy deprimida” durante los siete años de crisis y a una reducción muy intensa de la inversión.

Reducción de la deuda pública

En cuanto a la evolución de la deuda pública, Guindos admitió que ha crecido “mucho” en los últimos años, pero apuntó que se estabilizará en el entorno del 100% del PIB y que, dentro de unos dos años, comenzará a reducirse gracias a la mejora del crecimiento económico y a la reducción del déficit público, que este año estará en el entorno del 4,2%. “La deuda está en una situación sostenible y es perfectamente asumible”, reiteró.

Por último, el titular de Economía indicó que hay algunos segmentos del sector inmobiliario cuyos precios ya “han tocado suelo”, por lo que afirmó que se está produciendo una “estabilización” de los precios e incluso afirmó que la construcción, que durante los últimos siete años ha restado al crecimiento económico, podría tener una “ligerísima aportación positiva” a lo largo de este año y los siguientes.