La confianza del consumidor cae un 3,7% y encadena dos meses seguidos a la baja

shopping-center-318602_640La confianza del consumidor ha vuelto a caer en noviembre. El índice que la mide (ICC) se sitúa en 83,6 puntos, 3,2 puntos por debajo del dato del mes anterior. Este nuevo retroceso del ICC agudiza la caída experimentada desde el mes de julio, interrumpida de manera puntual en septiembre, y deja el indicador en valores inferiores a los obtenidos en el pasado mes de mayo. Así lo muestran los datos publicados este miércoles por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El descenso de este mes afecta de manera muy similar a sus dos componentes; el índice de situación actual desciende en 3 puntos y el de expectativas pierde 3,4 puntos, en ambos casos sus valores actuales están por debajo de los registrados en el mes de mayo. Además, tanto el índice de situación actual como el de expectativas han dibujado en los dos últimos meses un patrón típico de retroceso, con fuertes caídas en las valoraciones de la situación económica general y del empleo, que se ven contenidas por una mayor estabilidad en las valoraciones de la situación de los hogares.

Expresado en tasas de variación, el ICC respecto al pasado mes de octubre desciende un 0,04 en términos absolutos o un 3,7 en porcentaje. Por su parte, la tasa interanual crece un 15,6% en relación al mes de noviembre de 2013. Por último, tomando como base enero de 2005, el ICC se encuentra en estos momentos un 16,4% por debajo de los valores que se obtuvieron en ese momento, mientras que en noviembre de 2013 esa misma diferencia se situaba en el -29%.

El índice de valoración de la situación actual se sitúa en noviembre en 71,2 puntos, con un descenso de 3 puntos en relación al obtenido el pasado mes de octubre. Este descenso es el resultado de una evolución ligeramente negativa en la situación de los hogares, -0,2 puntos, y de los retrocesos más acusados en la percepción del mercado de trabajo (-4 puntos) y, especialmente, de la valoración de la situación económica general que retrocede 4,9 puntos.

En relación a los datos de noviembre de 2013 la evolución sigue siendo positiva. La valoración de la situación económica del país es hoy 17,1 puntos superior, las opciones que ofrece el mercado de trabajo se valoran 19,6 puntos por encima del valor de hace un año y la situación en los hogares ha mejorado en 13,7 puntos desde entonces. Si se observan estos incrementos en términos relativos las diferencias son significativas: desde noviembre de 2013 la valoración de las posibilidades del mercado de trabajo crece un 41,1%, la valoración de la situación económica general aumenta un 32,3%, mientras que el incremento respecto a la situación de los hogares alcanza el 21,9%.

El índice de expectativas llega en este mes a los 95,9 puntos, con un descenso de 3,4 puntos respecto al pasado mes de octubre. La evolución de sus tres componentes es negativa, pero al igual que ocurre respecto al índice de situación actual la intensidad de ese retroceso es notablemente diferente en cada uno de sus componentes. Así, las expectativas sobre la situación de los hogares descienden en 1,4 puntos, mientras que las referidas al mercado de trabajo se reducen en 4,7 puntos y las expectativas sobre la evolución de la economía presentan una evolución negativa de 4,1 puntos.

En términos interanuales los datos de expectativas también siguen ofreciendo una evolución favorable desde noviembre del pasado año, pero sus incrementos anuales son cada vez más modestos. Las expectativas respecto a la situación económica del país y el empleo se incrementan en el último año 3,3 y 6,6 puntos respectivamente, mientras que las de los hogares crecen en 6,9 puntos. En porcentaje, las expectativas respecto de la situación económica general han crecido en el último año un 4,4%, las referidas al empleo un 7,3% y las de los hogares un 7,5%.

Por último, como información adicional al ICC, la evolución de las expectativas en relación a los precios, tipos de interés, las posibilidades de ahorro de los hogares y la compra de bienes duraderos muestran una evolución bastante homogénea con la observada en todos los indicadores de este mes. En este mes de noviembre, se observa un descenso en las expectativas de ahorro y consumo de bienes duraderos, junto con ligeros aumentos de la desconfianza en el mantenimiento de los tipos de interés y en la evolución de los precios en el futuro inmediato.

El valor del ICC se mide desde 0, cuando todas las personas entrevistadas contestan con la opción “peor” a las seis preguntas que se han tenido en cuenta, a 200, cuando todas las personas entrevistadas seleccionan la opción “mejor” a esas seis preguntas.
Teniendo este rango en cuenta, el ICC sitúa en el 100 su punto de equilibrio, los valores por debajo de esta cifra indican una percepción desfavorable sobre la actividad económica y por encima de 100 indican una percepción favorable.