La construcción ha tocado suelo, “los vientos soplan a favor” y están “todos los motores operativos”

Íñigo Fernández de Mesa

Íñigo Fernández de Mesa | Europa Press

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Íñigo Fernández de Mesa, ha asegurado que el sector de la construcción ha tocado suelo y volverá a generar crecimiento en el año 2015.

En un encuentro informativo organizado por Europa Press y Servihabitat, Fernández de Mesa ha explicado que a finales de 2014 se produjo un “punto de inflexión” tanto en la vivienda residencial como en la obra civil.

De hecho, ha asegurado que la inversión en construcción registró ya aumentos en los dos últimos trimestres de 2014, que la compraventa de viviendas creció un 2% en el segundo semestre del año y que el crédito hipotecario también acabó el año en positivo.

Además de la construcción, Fernández de Mesa ha asegurado que en 2015 “todos los motores de crecimiento de la economía española estarán operativos”, desde las exportaciones españolas a la zona euro, que crecieron en 2014 a un ritmo cercano al 4%, pasando por el aumento de las ventas fuera de la Eurozona debido a la mejora del tipo de cambio, el repunte del consumo y el impacto positivo de la construcción en el crecimiento.

En concreto, ha asegurado que el consumo seguirá siendo un elemento importante para el PIB en 2015 alentado por cuatro factores: la fuerte creación de empleo, la caída del precio del crudo, la confianza del consumidor y la reforma fiscal.

Entre los “avatares” internacionales que pueden afectar a la economía española, el secretario de Estado de Economía indicó que la caída “significativa” del precio del crudo afecta de manera muy importante a España, que es un país muy dependiente del petróleo. Así, dijo que el descenso del 50% desde el pasado verano tendrá un impacto positivo en la renta de las familias, así como en los costes de producción de las empresas.

También mencionó el fin de las inyecciones monetarias de la Reserva Federal de Estados Unidos, lo que está motivando una apreciación del dólar respecto al euro y, por tanto, ganancias de competitividad en las exportaciones europeas y españolas, así como las políticas no convencionales del Banco Central Europeo (BCE), medida que calificó de “agresiva” y que también tendrá un efecto positivo en el tipo de cambio del euro.

“Los vientos soplas a favor”

En este contexto de mejora nacional e internacional, Fernández de Mesa dijo que los “vientos soplan a favor” de países que como España han hecho sus reformas económicas y están viendo cómo su crecimiento va a ser “superior al inicialmente previsto”.

Así, dijo que la nueva política del BCE “de nada sirve” si no se hacen reformas, como las emprendidas por España en el sistema bancario, que ha permitido que los bancos españoles “se hayan adelantado al BCE” y estén ya prestando a empresas y familias. En este sentido, dijo que el crédito nuevo a pymes lleva creciendo 15 meses consecutivos y los préstamos a hogares, 12 meses.

A pesar de estas mejoras, el ‘número dos’ de Economía eludió concretar cuál será la nueva previsión de crecimiento para este año que realizará el Gobierno en el mes de abril, si bien afirmó que España ha entrado en 2015 con un crecimiento superior al 2% y todos los organismos internacionales están incrementado de manera continua sus previsiones sobre la economía española.

“La ventaja de revisar en abril es que tendremos más datos, pero el Gobierno siempre ha sido conservador en sus previsiones y siempre las expectativas se han superado”, reiteró.

Además, dijo que está creciendo al mismo tiempo que está reduciendo sus principales desequilibrios, entre los que citó el déficit público, el elevado nivel de paro, el endeudamiento privado y el déficit exterior. “Ahora España necesita menos crecimiento para generar empleo y además los empleos son de calidad”, reiteró.

En su opinión, estas mejoras demuestran que las medidas del Gobierno, basadas en la consolidación fiscal y en las reformas estructurales, han sido las “adecuadas” y, por ello, en lo que resta de legislatura seguirá aplicando dichas reformas, como la nueva ley de auditoría, de inversión colectiva o de desindexación. “Son estas reformas las que están haciendo que los vientos que soplan a nuestro favor lo hagan con mucha más fuerza”, subrayó.

Deflación y moderación salarial

Sobre la evolución de los precios, negó que haya en España una situación de deflación, ya que la caída de la inflación no es el resultado de una menor demanda, sino del descenso del precio del crudo, y afirmó que en 2015 tanto el consumo como la inversión mantendrán una “tónica muy positiva”.

En este contexto, dijo que el acuerdo al que pueden llegar patronal y sindicatos en materia de salarios será “positivo”, y se limitó a destacar al respecto la importancia de la moderación salarial en un entorno de caída de precios y de recuperación económica.

Por último, afirmó que el objetivo de déficit del 4,2% del PIB para este año es “perfectamente factible”, gracias al crecimiento de la economía española, y aseguró que la deuda pública, que rebasará este año el 100% del PIB, se irá moderando a partir de 2016 por el descenso del déficit, por el mayor crecimiento económico y por la “limpieza de deudas pendientes”.

Por su parte, el consejero delegado de Servihabitat, Julián Cabanillas, destacó que el sector financiero e inmobiliario deben volver a ser “ejes vertebradores” del crecimiento económico, y añadió que todos los “síntomas” actuales apuntan a que España se dirige hacia una situación económica mejor que en los últimos años.

“Nuestras compañías van a ser elementos de capital importancia para ese vertebrador que será el sector financiero e inmobiliario en el crecimiento”, subrayó Cabanillas.