La economía española crecerá un 0,9% en el primer trimestre

buque, exportaciones   La economía española pisa el acelerador y previsiblemente crecerá un 0,9% en el primer trimestre del año respecto al cierre de 2014, según las proyecciones del último ‘Observatorio de Actividad’ que ha elaborado el BBVA Research a partir de la información disponible.

Esta cifra está en línea con las previsiones que mantiene la entidad financiera y que apuntan a que el PIB español crecerá un 2,7% tanto en 2015 como en 2016, un ritmo que permitiría crear alrededor de un millón de puestos de trabajo netos en este periodo y reducir la tasa de paro hasta cerca del 20% al final del mismo.

El Servicio de Estudios del BBVA explica que detrás de este crecimiento se encuentra la “intensificación de la creación de empleo”. Si bien, precisa que este mismo factor seguirá presionando a la baja la productividad aparente del trabajo en el corto plazo.

Concretamente, el informe recuerda que la Afiliación a la Seguridad Social superó las expectativas de crecimiento en febrero, y subraya que, “si la tendencia positiva se consolida durante el mes de marzo, el número de afiliaciones podría aumentar un 1% intertrimestral (corregido de efectos estacionales) en el primer trimestre. Cabe esperar además la misma aceleración en el descenso del desempleo, con una tasa del 2,2% frente al 1,6% del cuarto trimestre de 2014.

Sigue creciendo la demanda nacional

Por otro lado, la evolución positiva de la demanda nacional, principalmente privada, se está prolongando durante el primer trimestre gracias a las favorables políticas fiscales y monetarias, el abaratamiento del precio del petróleo, y la reducción de la incertidumbre, ahonda el informe, que habla de “crecimiento robusto” del consumo doméstico durante los primeros compases del año.

En esta misma línea, BBVA Research pone énfasis en el previsible crecimiento de la inversión en maquinaria y de equipo, así como en el cambio de ciclo experimentado en el sector residencial, tanto del lado de la oferta como de la demanda, que previsiblemente llevarán a “crecimientos moderados” de la inversión residencial durante este primer trimestre.

Además, la entidad señala que existen factores estructurales que incentivan el gasto, entre los que destacan la corrección de los desequilibrios internos y algunas de las reformas acometidas.

Como complemento, las exportaciones podrían mostrar un crecimiento “modesto” en estos tres primeros meses del año, motivado por la depreciación del euro y la caída del precio del petróleo, aunque seguirán siendo “débiles”.

De este modo, “la composición del crecimiento podría ser similar en el primer trimestre de 2015 a la observada en el cuatro trimestre de 2014”.

Prevé que se cumpla el objetivo de déficit

En otro orden de cosas, el informe señala que los datos de ejecución presupuestaria hasta noviembre de 2014 señalan que el déficit público (excluidas las corporaciones locales) se habría situado en torno al 4,6% del PIB, medio punto por debajo del registrado el año anterior, lo que eleva la probabilidad de consecución del objetivo de estabilidad, del 5,5% del PIB para ese año.

Por último, los datos de avance de la nueva contabilidad de la balanza de pagos señalarían que el superávit por cuenta corriente ascendió a 1.200 millones de euros en 2014, una cuantía que, para BBVA Research, es “modesta”, en tanto que supone una desaceleración significativa respecto a 2013.

“Sin embargo, las estimaciones más recientes sugieren que la economía española debería exhibir una mayor capacidad de financiación respecto al resto del mundo durante el bienio 2015-2016”, remacha.