Huerta de Soto: “Que invierta su puta madre” (y amén)

Profesor Huerta de Soto

Si alguien escucha las conferencias del Profesor Jesús Huerta de Soto podrá o no coincidir con la visión de la Escuela Austríaca de Economía que el abraza, profesa y defiende como ningún otro, pero inevitablemente sucederán dos cosas: aprenderá y se divertirá. Además, de ambas, mucho. Por ello hoy proponemos aprender sobre deflación (con él), esa de la que los políticos y banqueros nos dicen que es el gran problema, sin decirnos que es sólo la consecuencia de lo que ellos mismos han hecho en virtud de malas políticas económicas en un caso y concediendo créditos para proyectos inviables en el otro caso.

Cuando no se reconocen los errores, es imposible encontrar la solución.

El Profesor Jesús Huerta de Soto es el máximo exponente en España y en Europa de la Escuela Austríaca de Economía, también llamada Escuela de Viena. Él siempre dice que  debería llamarse “Escuela Española“, debido a que los primeros aportes a las teorías económicas que defiende la escuela provienen del pensamiento de los de los escolásticos españoles del siglo de oro.

Comenzamos, os lo aseguro, un viaje provechoso y entretenido para entender la realidad. En  menos de un minuto el Profesor da cátedra acerca del por qué de los efectos deflacionarios actuales, producto de la burbuja crediticia.

En este otro fragmento de menos de un minuto el Profesor Huerta de Soto explica la inevitable deflación posterior al proceso de la burbuja y el papel de los bancos centrales. Recordemos e insistamos las veces que sea necesario, que los errores que hoy pagamos son producto de intencionadas malas prácticas de políticos incapaces “y” de banqueros. Entonces, quién más culpable que un banco central, capaz de intervenir los tipos de interés y con ello distorsionar el mercado. Es por ello, vale indicarlo para aclararnos, los austríacos son partidarios de la eliminación de los bancos centrales, que serían innecesarios si no existiera un sistema de reservas fraccionarias, justamente el que provoca los ciclos recurrentes de auge económico y depresión.

Para el Profesor la deflación no es mala. Es más, la defiende como “el mejor de los mundos” y tiene razón en la teoría, ya que el proceso deflacionario es inevitable. Y es que el origen de la crisis no está en la deflación, sino en la etapa previa a la burbuja especulativa.

La deflación ayuda a liquidar proyectos inviables que entorpecen la buena marcha de la economía. No hay juicio de valor en esta cita.

Además, el mismo proceso de crisis es justamente la forma de salir de ella, que puede durar más o menos meses, años o décadas en razón de la magnitud del proceso anterior a la burbuja.

Por último, Huerta de Soto sostiene algo que desde la teoría es inequívoco, en tanto que  el proceso deflacionario puede generar muchísimos procesos de inversión gracias a las tasas de interés cercanas a cero. ¿A quién no le gustaría pedir un crédito y pagar casi nada de interses?

Pero claro, existe “Papá Estado“, que los austríacos lo asemejan al propio demonio y con razón. El Estado (o gobierno) es el lugar donde políticos ineptos en lugar de favorecer la libertad… coartan a los emprendedores con impuestos, creciente regulación, sanciones, desincentivos varios (entre los que se encuentran las subvenciones), etc..

En definitiva, el propio Estado suele desalentar la inversión (no especulativa) y el emprender cuando más se lo necesita. Es el argumento que demuestra que España, de momento, va por el camino equivocado en cuanto a política económica, ya que de momento no se está propiciando un entorno de libertad, sino todo lo contrario.

Ejemplos hay sobrados, como el crear la “tasa google” por la que finalmente Google News ha dejado España, con las consecuencias que ello trae a diversos ámbitos, perjuicio más o menos pequeño pero que se agrega a una larga lista de agresiones a la libertad.

Tipos de IRPF de más del 50% en los tramos altos, confiscatorios a la luz de la jurisprudencia de muchos países salvo llamativamente en éste, es otro ejemplo de castigo que no ayuda a generar procesos expansivos.

El exabrupto de Huerta de Soto es válido y con razón, “que invierta su puta madre“, lo que no está lejos de lo que hemos sostenido aquí sabiendo que la deflación es una consecuencia y no una causa de la crisis, y que no se están atacando los verdaderos problemas ni se está fomentando un ámbito de libertad empresarial para que se genere inversión y puestos de trabajo genuinos. La intervención en la economía (castigo) y la subvención (desincentivación) no son los caminos apropiados y retrasarán la recuperación.

Si con los extractos que hemos elegido te has quedado con las ganas de más y te interesa ver la conferencia completa de Huerta de Soto, aquí abajo puedes ver el vídeo completo que dura una hora.

Se trata de la conferencia magistral de clausura del VII Congreso de Economía Austríaca brindado desde el Instituto Juan de Mariana por el el Profesor Huerta de Soto en julio de 2014.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.