EL precio de la vivienda cae un 7,2% en marzo respecto al año pasado, hasta 1.538 euros por metro cuadrado

viviendas, San Sebastian   El precio de la vivienda experimentó una caída del 7,2% en marzo respecto al mismo mes del año anterior y del 1,29% en comparación con diciembre de 2014, hasta situarse en 1.538 euros por metro cuadrado, según el informe trimestral del portal inmobiliario pisos.com. El descenso con respecto a febrero es del 0,66%, ya que el precio medio en ese mes fue de 1.549 euros por metro cuadrado.

En el primer trimestre del año, Canarias (1%) y Madrid (0,25%) protagonizaron las dos únicas subidas respecto a diciembre de 2014, mientras que las bajadas más llamativas se dieron en Murcia (-3,32%), Comunidad Valenciana (-2,91%) y Castilla-La Mancha (-2,55%). En tasa interanual, todas las regiones experimentaron descensos, aunque los más pronunciados se dieron en Murcia (-11,57%), Asturias (-9,91%) y Galicia (-9,53%). La región más cara en marzo fue País Vasco (2.893 euros por metro cuadrado) y la más barata, Castilla-La Mancha (993 euros por metro cuadrado).

La capital más cara fue San Sebastián, donde el metro cuadrado costaba 4.012 euros, mientras que la más barata fue Ávila, con 983 euros por metro cuadrado. El distrito más caro, sin embargo, fue el de Salamanca, en Madrid, donde el metro cuadrado ascendió a 4.377 euros. El más barato fue el también madrileño Villaverde, en el que cada metro cuadrado costaba una media de 1.372 euros.

“El proceso de ajuste del precio de la vivienda ya está libre de posibles comportamientos bruscos que pudieran dar nuevas sorpresas”, ha explicado el director general de pisos.com, Miguel Ángel Alemany. Según su criterio, “los pisos mejor situados fueron los primeros en agotar su trayectoria a la baja, y los que supieron detectar el final de la curva compraron en el momento justo”.

No obstante, Alemany ha insistido en que siguen existiendo buenas oportunidades, “pero hay que moverse rápido, porque los repuntes se están generalizando”. En este sentido, el experto ha vaticinado que a lo largo de 2015 las viviendas más baratas de las grandes urbes terminarán de estabilizar sus precios.

Según ha indicado Alemany, la clave en estos momentos es poner el foco en las viviendas que corra más prisa vender, ya que “son las que prometen una negociación más ventajosa para el comprador, pero también las que desaparecen más rápido del catálogo de la oferta”. Por ello, “formalizar una señal es esencial”, según el experto.

Además, Alemany ha recordado que “la recuperación de unos niveles estables en compraventa y concesión de hipotecas pasa por aumentar el perfil de la demanda solvente”, lo que depende del entorno laboral.