La inversión inmobiliaria suma 1.300 millones y está en máximos de veinte años

Edificio de oficinas   La inversión inmobiliaria en edificios de oficinas se disparó un 85% en la primera mitad del año y sumó 1.300 millones de euros, con lo que alcanzó así “uno de los mejores registros históricos de los últimos veinte años”, según informa la consultora inmobiliaria Aguirre Newman.

Madrid acaparó las tres cuartas partes (un 75%) de esta inversión total, que en su mayor parte se concentró en el distrito de negocios de la capital.

Aguirre Newman atribuye este destacado aumento de la inversión inmobiliaria (que no incluye la compra de Testa por parte de la socimi Merlín) a la “consolidación del crecimiento de la economía”, al “retorno” de la financiación y a la perspectiva de recuperación de los precios de alquiler de oficinas en España, que ofrece una mayor rentabilidad que la inversión en Bolsa.

La firma considera que esta “fuerte actividad inversora” se mantendrá en la segunda mitad del año, dadas las operaciones actualmente pendiente de cierre, como es la de la venta de Torre Espacio, uno de los cuatro rascacielos del Norte del Paseo de la Castellana de Madrid, que el Grupo Villar Mir busca vender para quedarse en régimen de alquiler.

“Además, continuará mejorando la financiación, con la apertura por parte de los principales bancos nacionales e internacionales especializados en el mercado inmobiliarios, con mejores restricciones y márgenes más ajustados”, asegura Aguirre Newman en su informe de coyuntura del primer semestre.

Protagonismo de las SOCIMIS

Por el momento, en esta primera mitad del año, las socimis y los inversores institucionales lideraron las operaciones de compra de inmuebles, dado que coparon casi las dos terceras partes (el 65%) del total.

Del lado de las ventas, entidades financieras, aseguradoras e inversores institucionales figuran como principales agentes vendedores de inmuebles.

Continua mejora de alquileres

El interés de los inversores por el patrimonio de inmuebles de oficinas deriva de la recuperación que muestra este sector. En la primera mitad del año el alquiler de este tipo de edificios creció un 23,7% en Madrid y un 49% en el caso de Barcelona.

En la capital se firmaron contratos de arrendamiento por un total de 262.790 metros cuadrados de superficie para oficina, y en la Ciudad Condal por 177.499 metros cuadrados.

El precio medio de los alquileres siguió así subiendo, hasta situarse en 25,35 euros por metro cuadrado y mes en Madrid, donde no obstante se alcanzan ya máximos de 31 euros, y de un promedio de 15,96 euros en Barcelona.

Aguirre Newman confía en que en los próximos meses se mantenga el aumento tanto de la demanda de espacio oficinas como de los precios de alquiler.