La Seguridad Social logra un superávit de 2.738 millones hasta junio, un 42,1% menos

Seguridad Social

Seguridad Social | Europa Press

La Seguridad Social registró un saldo positivo de 2.738 millones de euros en el primer semestre, cifra que equivale al 0,25% del PIB y que es un 42,1% inferior a la del mismo periodo de 2014, cuando el sistema obtuvo un superávit de 4.734,7 millones de euros, informó este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Este saldo positivo logrado en los seis primeros meses del ejercicio es resultado de unos ingresos no financieros de 64.343,9 millones de euros, que aumentaron un 4,2%, frente a unos gastos de 61.343,9 millones de euros, un 8% más en relación al mismo periodo de 2014.

En términos de caja, la recaudación líquida alcanzó los 62.679,2 millones de euros, con un incremento del 6% respecto a 2014, mientras que los pagos presentaron un aumento del 8,1%, hasta los 61.223,7 millones.

Aumentan casi un 0,8% los ingresos por cotizaciones

Más en detalle, del lado de los ingresos, las cotizaciones sociales permitieron recaudar 49.983,2 millones de euros hasta junio, lo que representa un 0,77% más que un año antes, gracias al aumento de las cotizaciones de los ocupados en un 2,2%, mientras que las de los desempleados registraron un descenso del 15,5%.

En conjunto, la Seguridad Social tiene previsto ingresar este ejercicio un total de 109.833,3 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales. De esta forma, los ingresos logrados en los seis primeros meses del año representan el 45,5% de lo previsto para 2015.

Por otro lado, las transferencias corrientes totalizaron 9.649,5 millones de euros, un 4,5% menos que las acumuladas a la misma fecha de 2014.

Los ingresos patrimoniales ascendieron a 962 millones de euros, con una disminución interanual del 7,7%, mientras que las tasas y otros ingresos totalizaron 606,5 millones de euros, un 19,5% menos.

El principal gasto, en prestaciones

Según Empleo, las prestaciones económicas a familias e instituciones sumaron 54.720,1 millones de euros, el 93,4% del gasto total realizado por el sistema en el primer semestre.

Dentro de las prestaciones contributivas, las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y a favor de familiares) alcanzaron un importe de 46.285,8 millones de euros, cifra un 3,4% superior a la de un año antes.

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo se elevaron hasta los 1.051,3 millones de euros, un 2,1% más que en el primer semestre del año pasado.

Por último, las prestaciones y pensiones no contributivas, incluidos los complementos a mínimos, que corren a cargo de los presupuestos del Estado, ascendieron a 5.089,8 millones de euros, de los que 4.318 millones de euros fueron para pensiones no contributivas y complementos a mínimos, y 771,8 millones para subsidios y otras prestaciones.