Atenas asegura que el nuevo acuerdo alivia en 20.000 millones los ajustes de Grecia

Euclides TSAKALOTOS

Euclides TSAKALOTOS | EU Council Eurozone

El entorno macroeconómico asumido en las conversaciones para un nuevo acuerdo entre Grecia y sus acreedores internacional contempla un sensible recorte de los objetivos fiscales, lo que se traducirá en un alivio de 20.000 millones de euros de las medidas de ajuste que deberá acometer Grecia en los próximos años.

En concreto, el Ministerio de Finanzas griego ha informado de que el país heleno podrá incurrir este año en un déficit primario del 0,25%, que en 2016 deberá transformarse en un superávit primario del 0,50%, del 1,75% en 2017 y del 3,5% en 2018, cuando el anterior rescate exigía un superávit primario del 3% en 2015, del 4,5% en 2016 y 2017 para llegar al 4,2% en 2018.

“Con este acuerdo, las obligaciones de superávit de Grecia se reducen un 11% en tres años, evitando medidas por importe de 20.000 millones de euros”, destacó el Ministerio griego.

Por otro lado, una vez cerrado el acuerdo para el tercer rescate de Grecia los bancos del país heleno recibirán de manera inmediata una inyección de 10.000 millones de euros. “De este modo, no hay riesgo de aplicar una quita a los depósitos”, añadió.

   Asimismo, Atenas subraya que “a diferencia de los acuerdos anteriores pactados por Nueva Democracia y el PASOK”, éste se regirá por las leyes europeas e internacionales en lugar de la inglesa .