El PIB de Reino Unido se frena al 0,3% en el primer trimestre, su ritmo más lento desde finales de 2012

La Reina de Ingalterra

The Queen,visit to Leicester | Kevin T

El Producto Interior Bruto (PIB) de Reino Unido experimentó en el primer trimestre de 2015 una expansión del 0,3% con respecto a los tres meses anteriores, cuando había crecido un 0,6%, lo que representa el peor dato de crecimiento de la economía británica desde finales de 2012, según la información preliminar facilitada por la Oficina Nacional de Estadística (ONS).

Entre los componentes del indicador de PIB, sólo los servicios aportaron algún crecimiento durante el primer trimestre (+0,5%), mientras la construcción retrocedió un 1,6%, el sector agrícola se contrajo un 0,2% y el sector de producción cayó un 0,1%.

A pesar del frenazo en la expansión de la economía británica, el PIB de Reino Unido se sitúa un 4% por encima de los máximos observados antes del estallido de la crisis en el primer trimestre de 2008.

En comparación con el primer trimestre de 2014, la economía británica experimentó un crecimiento interanual del 2,4%.

Tras conocerse los datos preliminares de crecimiento, el ministro británico de Finanzas, George Osborne, ha calificado de “buenas noticias” la expansión de Reino Unido, aunque ha advertido de que la economía se enfrenta a un momento crítico y “no se puede dar por hecha la recuperación”.

De hecho, con la mente puesta en las inminentes elecciones generales del próximo 7 de mayo, Osnorne no ha dudado en advertir de que “las cifras del PIB muestran que el futuro de la economía está en la papeleta de votación”.

“Deberíamos ceñirnos al plan que está dando brillantes resultados (…) Ante un incremento de la inestabilidad exterior, ahora es el peor momento posible para votar por la inestabilidad en casa”, añadió el ministro en su cuenta oficial en Twitter.