El PMI manufacturero de la zona euro mantiene su crecimiento en febrero gracias a España e Irlanda

Taladro   La actividad del sector manufacturero de la zona euro ha mantenido estable su ritmo de crecimiento durante el pasado mes de febrero, según el indicador PMI, que se situó en 51 puntos, una décima menos del dato adelantado, pero en línea con la referencia de enero, liderado por Irlanda y España, mientras Francia aparece como el principal foco de preocupación al registrar un empeoramiento de sus datos manufactureros.

De este modo, el sector manufacturero de la zona euro cumple 20 meses consecutivos de expansión. Una lectura del indicador superior a 50 puntos implica crecimiento, mientras que un dato inferior a este umbral supone recesión.

Por su parte, el empleo en el sector manufacturero aumentó por sexto mes consecutivo en febrero, y además lo hizo al mayor ritmo en el último semestre.

Los autores de la encuesta destacaron la expansión de la actividad observada en Irlanda, donde el crecimiento es el más fuerte en quince años y está generando una creación de empleo “casi récord”, secundada por España, donde el dato, que moderó su expansión al 54,2 desde 54,7, “presagia que el primer trimestre del año será otro trimestre de sólido crecimiento económico”.

“En los próximos meses posiblemente los sectores de producción de todos los países tomen impulso, a medida que el estímulo del BCE reanima la confianza empresarial y del consumidor”, declaró Chris Williamson, economista jefe de Markit, para quien la reciente caída del euro “también debe proporcionar un estímulo perceptible a las ventas para exportaciones”.

No obstante, el PMI manufacturero de febrero señala a Francia, Grecia y Austria como los países más rezagados, puesto que sus economías volvieron nuevamente a territorio de contracción en febrero.

Francia es el país más preocupante, señaló Williamson, quien advirtió de que el país galo ha sido el único que ha registrado una desaceleración mayor que la del mes anterior.