La actividad privada de la eurozona sugiere un crecimiento del 2% para todo el 2015

Louvre, Francia

Museo de Louvre, PArís, Francia

La actividad del sector privado en la zona euro ha perdido fuerza en mayo, según muestra el dato preliminar del PMI compuesto, que baja a 53,4 puntos desde los 53,9 de abril, su nivel más bajo en tres meses y que sugiere una expansión del 2% en el conjunto del año, lo que supondría el mejor dato de crecimiento del PIB desde 2010, según Markit.

En concreto, el dato preliminar del índice PMI del sector servicios se situó en mayo en 53,3 puntos, frente a los 54,1 de abril, su mínimo en cuatro meses, aunque el dato manufacturero se situó en 52,3 puntos desde los 52 del mes anterior, su mejor lectura en 13 meses.

“El crecimiento de la economía de la zona euro ha perdido ímpetu en mayo por segundo mes consecutivo. No obstante, el ritmo de expansión siguió siendo suficientemente robusto como para alentar a las firmas a contratar a más personal al ritmo más rápido de los últimos cuatro años”, explica Chris Williamson, economista jefe de Markit.

En este sentido, el estudio sugiere que el crecimiento podría seguir debilitándose en junio, puesto que el aumento de los nuevos pedidos recibidos se moderó por segundo mes consecutivo hasta registrar el menor incremento mensual desde febrero pasado.

Williamson señala que la lectura media del PMI para el segundo trimestre apunta a un crecimiento del PIB similar a la expansión de 0,4% observada en los tres primeros meses del año y sugiere que la eurozona “está en vías de registrar una expansión de alrededor de 2% este año, que sería el mejor resultado desde 2010”.

De este modo, el experto considera que el grado de esta ralentización “no es motivo de gran preocupación, pero sin duda creará cierta inquietud en el BCE, ya que los responsables de la política monetaria esperan signos que confirmen que la flexibilización cuantitativa es la panacea que necesita la región para lograr una recuperación robusta y sostenible”.

Francia y Alemania

Al mismo tiempo, el dato preliminar de actividad del sector privado de Francia ha subido a 51 puntos desde los 50,6 del mes anterior, su máximo en dos meses, después de que el PMI servicios subiera a 51,6 desde 51,4, mientras el indicador del sector manufacturero marcó su nivel más alto en 12 meses en 49,3 puntos, frente a los 48 de abril, lo que supone también acumular un año completo de contracción.

En el caso de Alemania, sin embargo, los datos preliminares del índice PMI apuntan a un menor ímpetu de la ‘locomotora europea’ con un PMI compuesto de 52,8 puntos, frente a los 54,1 del mes anterior, su mínimo de cinco meses.

El sector servicios alemán retrocedió a 52,9 puntos desde los 54 del mes anterior, mientras la actividad del sector manufacturero bajó a 51,4 puntos, frente a los 52,1 de abril.

“Los resultados de la encuesta sugieren que la economía alemana se encamina hacia una expansión razonable, del 0,4%, en el segundo

trimestre, pero es probable que Francia tenga dificultades para que su crecimiento supere el 0,3%”, añade el economista jefe de Markit.