La inflación de la eurozona modera su caída al -0,1% en marzo, aunque cumple cuatro meses en negativo

Globo inflado   La tasa de inflación interanual de la zona euro se ha situado en marzo en el -0,1%, frente al -0,3% registrado el mes anterior, lo que supone el cuarto mes consecutivo en el que se han registrado caídas de precios en la eurozona, según el dato adelantado publicado por Eurostat.

Entre los principales componentes del indicador, los servicios subieron un 1% interanual, frente al 1,2% de febrero, mientras que los alimentos, alcohol y tabaco se encarecieron un 0,6%, frente al 0,5% del mes anterior. En el caso de los alimentos frescos, el precio subió un 0,7% interanual, frente al alza del 0,4% de febrero.

Por su parte, el precio de la energía registró una caída del 5,8% en marzo, tras retroceder un 7,9% en febrero, mientras que los bienes industriales no energéticos bajaron un 0,1%, en línea con el dato del mes anterior.

Sin tener en cuenta el impacto de la energía, la inflación de la eurozona subió en marzo un 0,6%, en línea con el dato de febrero. A su vez, al excluir el efecto de energía y alimentos frescos, la inflación subyacente fue del 0,6%, frente al 0,7% del mes anterior.