Merkel considera que el acuerdo sobre Grecia ha hecho innecesario un “plan B”

Angela Merkel

Angela Merkel European Council

El acuerdo alcanzado sobre Grecia en la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona permitirá reconstruir la confianza entre las partes y será sometido a votación en el Bundestag después de que el Parlamento griego haya aprobado las medidas exigidas, según ha indicado la canciller alemana, Ángela Merkel, quien considera que “no es necesario un plan B”.

“Como se ha cumplido el plan A no es necesario un plan B”, señaló Merkel durante su comparecencia ante la prensa después de las largas negociaciones que han desembocado en un acuerdo que obliga a Grecia a aprobar para este miércoles la legislación necesaria para aplicar las medidas prioritarias exigidas por sus acreedores.

En este sentido, la canciller alemana explicó que convocará una sesión extraordinaria del Bundestag para aprobar el acuerdo sobre Grecia “después de que el Parlamento griego vote” en referencia a las reformas exigidas en materia de pensiones, impuestos o la Administración pública.

  “Puedo recomendarlo de buena fe porque las ventajas del acuerdo sobrepasan las desventajas”, dijo la canciller germana, quien aseguró no tener motivos para dudar sobre el calendario y las leyes, que ya han sido preparadas. “Creo que la confianza puede recuperarse”, añadió.

Además, Merkel indicó que las tres instituciones reanudarán la supervisión normal del programa de rescate.

Fondo de 50.000 millones

Por otro lado, la canciller alemana precisó que el acuerdo contempla el establecimiento de un fondo de privatizaciones que se dotará de activos griegos valorados en hasta 50.000 millones de euros cuya finalidad será contribuir a la sostenibilidad de la deuda del país heleno.

Este fondo incorporará los bancos recapitalizados, así como otros activos que serán vendidos y los ingresos se destinarán en parte a reducir la deuda de Grecia.

Según el acuerdo, de los 50.000 millones de euros se destinarán 25.000 millones a la recapitalización bancaria, mientras que 12.500 millones corresponderá a inversión y otros 12.500 millones a deuda.

Además, Merkel ha vuelto a descartar la posibilidad de realizar cualquier quita nominal a la deuda griega, aunque ha señalado que el Eurogrupo está listo para proporcionar un periodo de carencia mayor, así como a extender los vencimientos cuando se complete la primera evaluación del rescate.

“Una quita nominal para Grecia no se contempla. El Eurogrupo está preparado si es necesario para otorgar un periodo de gracia más largo y vencimientos más largos después de la primera evaluación del programa”, precisó.

En línea con otros rescates

Por otra parte, Merkel subrayó que el acuerdo alcanzado está en línea con los programas pactados para otros países, salvo por las cantidades includídas como consecuencia del deterioro sufrido por los bancos.

“Enda Keny, Passos Coelho, y Mariano Rajoy han hablado mucho de sus programas y de que éste no era nada especial, con excepción de las cantidades que implica porque desafortunadamente los bancos han sido puestos en una peor situación”, puntualizó Merkel.