En las siete primeras medidas que envía Varoufakis al Eurogrupo hay lugar para mucho

Guardias, Grecia

Otros guardias | Edgar a secas

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, ha remitido al presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, una carta donde presenta las siete primeras reformas del nuevo Gobierno griego encaminadas a elevar la recaudación fiscal y luchar contra la evasión de impuestos, incluyendo la concesión de licencias a casinos ‘online’ y la contratación eventual de inspectores no profesionales para combatir el fraude fiscal.

La carta, a la que ha tenido acceso ‘Financial Times‘, pretende servir de base para la discusión en la reunión del Eurogrupo del próximo lunes, donde Atenas confía en desbloquear parte del rescate aún pendiente de desembolsar.

Las medidas planteadas por el Gobierno griego combinan actuaciones dentro de la ortodoxia como la creación de un supervisor fiscal independiente o la introducción de reformas para aliviar la burocracia, con otras más heterodoxas como la contratación eventual de personas en labores de vigilancia del fraude en el IVA.

En concreto, Atenas propone la activación de un consejo fiscal u oficina de responsabilidad fiscal que actúe como supervisor independiente de las políticas fiscales del Ejecutivo, así como la preparación de leyes presupuestarias o reformas legales para reducir la morosidad fiscal, incluyendo descuentos en las sanciones y facilidades para aquellos que se pongan al día en sus impuestos.

Asimismo, Varoufakis plantea también introducir la legislación necesaria para aligerar los trámites burocráticos en la relación entre los ciudadanos con el sector público, así como un plan para digitalizar los servicios públicos.

Por otro lado, el Gobierno griego pretende mejorar de forma inmediata la recaudación fiscal mediante la concesión de licencias a empresas de juego ‘online’ para un periodo de cinco años.

Sin embargo, quizá la propuesta más llamativa por lo poco convencional de su planteamiento sea la contratación de personas de “todo tipo de perfiles”, incluyendo estudiantes, amas de casa o incluso turistas, que tras un breve periodo de formación puedan actuar como observadores casuales sobre el terreno para luchar contra la cultura de impago de impuestos “profundamente enraizada en la sociedad griega”.

Estos inspectores amateurs serían contratados de forma eventual y con carácter temporal y trabajarían equipados con medios audiovisuales ocultos con el fin de detectar conductas fraudulentas en los comercios con el objetivo de cambiar la permisividad con la que los griegos aceptan el defraudar en el pago de impuestos.

Medidas humanitarias

Asimismo, la carta de Varoufakis al presidente del Eurogrupo recoge una serie de actuaciones inmediatas de carácter humanitario con vistas a aliviar la situación de pobreza extrema en el corto plazo.

En este sentido, el Gobierno introducirá la legislación necesaria para proporcionar acceso a un suministro mínimo eléctrico, así como cupones de comida.

La legislación contempla reconectar a la red de suministro eléctrico a unos 150.000 hogares este año y dotar de un mínimo de consumo gratuito por hogar de hasta 300 kilowatios/hora, lo que supondrá un coste de 22,09 millones de euros.

Además, se establecerá un subsidio de alimentos de 100 euros por familia al mes para unos 300.000 hogares, cuyo coste para lo que queda de año se estima en 137,7 millones de euros.